Un rugido de Acciari y tres zarpazos

Jovanovic en su estreno goleador con el Córdoba, en Albacete el pasado curso | LOF

Si bien el último es positivo, los recuerdos no son gratos. El Carlos Belmonte es uno de esos estadios que se le atragantan. Y eso que no es uno de los que más veces haya visitado. El Córdoba visita al Albacete el próximo domingo con un historial común de apenas 14 encuentros en feudo manchego en 56 años. Las estadísticas no arrojan un balance positivo para el conjunto blanquiverde en este caso, pues la mitad de las ocasiones en que compareció en campo blanquillo terminó por ceder. Son siete las derrotas que acumula el cuadro califal, que empató en otros cinco duelos. Así, sólo logró la victoria en dos enfrentamientos. La primera llegó ya en 2008, en la novena contienda en una plaza que conquistó en la anterior temporada: se impuso por 0-3.

En efecto, más de cuatro décadas necesitó el Córdoba para conocer el triunfo en el Carlos Belmonte. Eso sí, aquellos tres puntos supieron a gloria. Los califales visitaban al Albacete en una situación comprometida: eran penúltimos a falta de cinco jornadas, sumaban 40 puntos y requerían un buen puñado más. El encuentro lo enfrentaron con José González en el banquillo, quien dos partidos antes hizo amago de marcharse. El presidente, Rafael Campanero, no aceptó la dimisión. El motivo, sumó un punto de 15 tras suplir a Paco Jémez. Pero después de superar al Xerez (2-1), los blanquiverdes fueron capaces de romper su letargo -o la imagen de león cansado- en el estadio manchego. O más bien, fue un rugido de Acciari lo que destrozó la oscura dinámica histórica cordobesista en estos duelos. En el minuto 56 apareció en área rival y asestó un golpe letal a los locales, que también vivían en zona de descenso.

La primera victoria del Córdoba en el Carlos Belmonte, con el gol del ítalo-argentino (0-1), sirvió para tomar oxígeno y salir de los puestos de peligro, en los que siguió alguna jornada más su adversario. Antes de aquel choque, los blanquiverdes cedieron cuatro veces y empataron otras tantas. Con equilibrio en el marcador terminó en su estreno como visitante en feudo manchego. Ocurrió en la antepenúltima fecha de la campaña 1961-62, que culminó el cuadro califal con su primera ascenso a Primera. Bajo la dirección de Roque Olsen, el equipo igualó a uno con un tanto del legendario Juanín que neutralizó el anteriormente marcado, desde el punto de penalti por Vílchez.

Tras esa primera visita, el Córdoba no regresó a Albacete hasta 22 años después. Fue en la temporada 1983-84, de nefasto resultado para los blanquiverdes: acabó con un doloroso descenso a Tercera. Aquella vez se impusieron los blanquillos por 3-0, un tanteador que se repitió en la 1989-90. Estos dos y el choque de la 1986-87 (1-0) son los únicos que disputaron ambos conjuntos en Segunda B. O en una división distinta a la Segunda, en la que se encontraron siempre en el resto de contiendas. La siguiente se produjo después de otro gran compás de espera, una vez que el cuadro califal logró huir de su particular desierto y ya con el queso mecánico falto de potencia -término que se acuñó en la edad dorada de los albaceteños, con su salto y consolidación en Primera: jamás antes habían competido tan alto-.

Uno de los integrantes de aquel Albacete que brilló fue el autor del tanto que derrotó al Córdoba en la temporada 1999-2000, en el reencuentro de ambas escuadras. Fue Delfí Geli. Después, tres aburridos empates a cero precedieron a la primera victoria califal en el Carlos Belmonte. En uno de ellos, por cierto y como nota curiosa, volvió a vestir la elástica blanquiverde Rafa Berges después de más de diez años. El actual director deportivo de los cordobesistas regresó a su hogar para la campaña 2001-02 tras abandonarla en la 1990-91 para iniciar una exitosa trayectoria en la que sumó incluso un oro olímpico en Barcelona 92’. El encargado de confeccionar la plantilla que dirige Sandoval ya había estado en tierras manchegas con el Córdoba en la 1989-90, en Segunda B y con sólo 18 años. En aquella ocasión jugó junto a otros como Paco Jémez, Luna Eslava, López Murga o Anquela, el entrenador del último rival este curso, el Oviedo.

Conseguido el primer triunfo en el Carlos Belmonte, el Córdoba empató en su visita posterior y perdió hasta tres veces más, una con un solitario tanto de Asen tras cerrar un brillante periplo por El Arcángel. Así, el conjunto blanquiverde no sonrió de nuevo en Albacete hasta la pasada campaña, cuando apareció como un ciclón en un estadio donde el sábado busca su primera victoria del presente campeonato. En la segunda jornada de la 2017-18, los califales se impusieron por 0-3 y respiraron tras ceder ante el Cádiz (1-2) en el estreno liguero. Marcó Jovanovic en su debut, también Javi Galán. Y la lista de anotadores la completó quien ahora dice adiós -o hasta pronto- de forma difícil de asumir: Edu Ramos. Fueron tres zarpazos para romper otro letargo.

Etiquetas
stats