La RFEF retira su petición de recusación al juez de lo Mercantil

El juez Antonio Fuentes.

Marcha atrás de uno y aparente paso al frente de otro. Es la lectura que bien pudiera hacerse de la última novedad sobre la venta de la unidad productiva del Córdoba. Ésta no es otra que la decisión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de retirar su petición de recusación al juez Antonio Fuentes. El organismo deportivo rehúsa, por tanto, seguir con su recurso para apartar al titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 del caso relacionado con el club califal. Esta medida parece abrir la puerta a Infinity, que aguarda la definitiva adjudicación de la entidad. Aun así, predomina la prudencia de cara al final del proceso. Todo hace indicar de hecho que éste no va a culminarse hasta el jueves.

En su escrito de este miércoles, la RFEF expresa que "viene a desistir del incidente de recusación presentado frente al ilustrísimo señor don Antonio Fuentes Bujalance". De esta forma solicita "el consecuente archivo de las actuaciones, todo ello sin imposición de costas". Así queda recogido en el planteamiento hecho por parte del ente presidido por Luis Rubiales y que ha desvelado el programa ‘La Jugada’ de Canal Sur Radio en Córdoba. En el texto, el organismo "manifiesta su voluntad expresa de cumplir con todos y uno de los requisitos exigidos para la validez de los actos procesales".

"Si por cualquier circunstancia esta representación hubiera incurrido en algún defecto, ofrece desde este momento su subsanación de forma inmediata y a requerimiento del mismo", añade la representación jurídica de la RFEF. Cabe recordar que la Federación planteó la recusación de Antonio Fuentes la pasada semana, cuando acusaba al juez de "falta de parcialidad" en el proceso de la venta de la unidad productiva del Córdoba. En su recurso señalaba que el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 no reunía las condiciones necesarias de "independencia".

La decisión de la RFEF se conoce durante un día inicialmente considerado como de gran importancia en lo que se refiere al futuro del club. Principalmente porque éste es el penúltimo del plazo fijado para la adjudicación de la ya conocida unidad productiva, autorizada por el propio Antonio Fuentes también la pasada semana. La rúbrica de la operación corre a cargo del administrador concursal del Córdoba, Francisco Estepa, que en principio plantea agotar los tiempos. Más que nada porque Minoritarios CCF trata por otro lado de cerrar la compraventa de la sociedad anónima deportiva con un inversor del que no desea ofrecer más detalles.

Precisamente es menor el margen de maniobra para los pequeños accionistas, ya que han de sellar el acuerdo antes del jueves. Es entonces cuando Infinity debe acceder o no, de manera definitiva, al Córdoba -también porque expira su oferta-. La alternativa sin embargo no es sencilla pues resulta necesario y obligado poner de acuerdo a los dos anteriores propietarios del club, Carlos González y Jesús León. El primero actúa al tiempo para retomar el control de la entidad.

Así, la decisión de la RFEF parece ser una especie de aprobación a la propuesta de Infinity. Al menos rebaja, eso sí, el grado de la oposición mostrada durante los últimos días. Con todo, en torno a la Ciudad de la Justicia no se da nada por hecho y se opta por la prudencia hasta que se produzca la resolución de una u otra forma. Lo cierto es que desde el grupo inversor de Baréin, representado en España por Crowe, se guarda un mayor optimismo -incluso al ya ofrecido el lunes en comparecencia pública- tras su último encuentro con el organismo deportivo, que tuvo lugar el martes.

Etiquetas
stats