A por la reválida

Guille pugna con un jugador del Sevilla Atlético. | MADERO CUBERO

Cada encuentro es, apenas queda quien lo dude, un examen. Siempre es necesario acudir al aula con los deberes hechos y los apuntes bien aprendidos. También con la tranquilidad suficiente para no cometer errores no deseados. El Córdoba tiene claro el temario. Al menos el profesor lo supo explicar, según lo escuchado en sala de prensa este viernes. Oltra advirtió de los peligros que aguardan en el Martínez Valero en lo que pareciera un repaso de última hora y de esta forma aprovechó para recordar lo difícil que es obtener buena nota al final del curso. Cada control es importante de cara a la media final. Y lo cierto es que alguna vez que otra se presenta uno diferente, con carácter de reválida. Bien puede ser, a priori, éste uno de esos casos. Porque sobre la mesa está la opción de reafirmar las convicciones propias y avisar al compañero, un Elche que también entra en clase con la sensación de estar ante un cuestionario distinto. Los franjiverdes pretenden otro tipo de ratificación, la del notable logrado en Zaragoza una jornada antes y la de su condición de equipo a tener en cuenta en la zona noble de la tabla. De hecho, está deseoso de asaltarla. Este sábado (16:00) tiene la ocasión de hacerlo y el cuadro califal, por supuesto, de impedirlo. Sobre todo porque una derrota supondría, de entrada, que el conjunto levantino le adelantase en la clasificación.

Es un hecho que el duelo es, en cierto modo, una reválida. Para el Córdoba en lo que se refiere a la confianza en su propio estilo y en sus ideas. Cómo no, también en lo que respecta a su condición de aspirante a todo. Después de tres jornadas sin lograr la victoria, el conjunto blanquiverde quiere devolver a su sonrisa la mayor blancura y máxima amplitud. Para ello la mejor opción es volver a ganar. Alcanzar ese objetivo, la mejor calificación posible en este examen, vendría a reforzar el convencimiento y, por ende, el estado anímico de la plantilla que dirige Oltra. Eso sí, ojo a la lección del técnico. Que nadie la pierda de vista. "Si queremos ganar vamos a tener que competir al máximo y que mostrar nuestros valores en su mejor versión", expresó el valenciano, que además fue rotundo en su exposición final: "Tenemos que dar continuidad a las sensaciones, pero mejorando los resultados". Porque al final lo que manda son los marcadores y, mucho más, los puntos que se suman o que se dejan en el camino. Es decir, el cuadro califal tiene la firme intención de ofrecer nuevos argumentos en su discurso. Así como, claro está, mantener su situación en la tabla.

El reto es complicado, por el potencial ofensivo que tiene el Elche y por las debilidades que en un momento dado puedan surgir lejos de casa. Sobre todo en una facultad tan difícil como lo es el Martínez Valero. Pero el Córdoba va con optimismo, el habitual de un alumno que se sabe preparado, por mucho que algunas notas hayan dicho lo contrario en los últimos tiempos. El suspenso -en resultado, que no en sensaciones- ante el Sevilla Atlético debe quedar en un disgusto pasajero. En "un accidente", como dijera Oltra, que además recupera a uno de sus referentes esta temporada. Rodri, el hombre gol del cuadro califal hasta el momento -suma cinco dianas- tiene cargado de tinta el bolígrafo para escribir algún gol más en su cuaderno. El soriano, salvo sorpresa y a pesar de que el técnico insistió en que le gustó la labor de Piovaccari ante el filial hispalense, regresará al once. Una alineación que muy probablemente seguirá igual, de abajo a arriba -casi del todo- en el resto de posiciones. Porque la vuelta de Cisma, y la de Deivid, todavía habrá de esperar.

La estima y, por qué no verlo así, el aire de autoridad es lo que pretende recuperar el Córdoba. Siempre en lo que a resultados se refiere, cabe recordar. Tiene la opción ante un rival que del mismo modo que sabe hacer daño en ataque se muestra en ocasiones demasiado débil atrás. El Elche marca mucho, pero no encaja menos. Y es por ahí por donde el conjunto blanquiverde va a tratar de evitar la reválida del cuadro franjiverde, plagado de viejos conocidos: Juan Carlos, Pelayo, Pedro y Armando. Los tres primeros, si no sucede nada extraño, serán titulares. El central está fuera de juego por lesión. Todos están comandados por un cordobés. Es Toril, que esta semana apenas padeció dolores de cabeza a la hora de confeccionar su lista: tiene nada más y nada menos que ocho bajas. Eso sí, sólo una se corresponde con un titular en relación al once presentado en La Romareda. El recuerdo de la recompensa a la aplicación en el estudio puede ayudar a los ilicitanos, que además cuentan con un buen puñado de talentosos matriculados en la carrera del fútbol. Entre ellos un Nino que no pierde el hambre del gol y que está dispuesto a comer una vez más. La lucha de los dos alumnos por lograr la reválida viene interesante.

ALINEACIONES PROBABLES

ELCHE CF: Juan Carlos, Luis Pérez, José Ángel, Pelegrín, Edu Albácar, Álex Fernández, Dorca, Pedro, Pelayo, Hervías y Nino.

CÓRDOBA CF: Kieszek, Caro, Bijimine, Héctor Rodas, Samu de los Reyes, Guille Donoso, Luso, Carlos Caballero, Juli, Alfaro y Rodri.

ÁRBITRO: Arias López (Comité Cántabro)

CAMPO Y HORA: Martínez Valero (16:00, Liga 1 2 3).

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2016 - 02:39 h