Otro punto de ilusión para el Cajasur CBM

Lance de un partido del Cajasur CBM en Fátima | MADERO CUBERO

Sin dejar de crecer. A esa máxima se ha agarrado el Cajasur Córdoba de Balonmano que busca alcanzar la permanencia en la División de Honor Plata lo antes posible. En buen camino van los de Jesus Escribano, que acumulan ya dos jornadas consecutivas sin perder. Y lo más destacado, ante rivales de mucho peso en la categoría como el Teucro y la Unió Esportiva Sarrià. De este modo, el último buen botín lo cosecharon los granates en la cancha del conjunto catalán, donde el CBM se hizo con un meritorio 25-25, dentro de un enfrentamiento de puro alboroto en los compases decisivos, pues la victoria pudo caer para uno u otro lado.

Eso sí, serían los locales los que arrancasen mejor la contienda. El equipo de Asbert Salvador es un serio aspirante a estar en puestos de promoción, lo cual demostró durante los primeros minutos del choque. Las ventajas casi siempre eran para el cuadro catalán (5-3, minuto 10), que estuvo francamente bien liderado por Pere Arnau (7 goles). Eso sí, la efectividad ofensiva de dicho jugador no se vio acompañada por la pólvora del resto de sus compañeros, debilidad que aprovecharon los visitantes para empezar a sacar partido. Juanlu Moyano (6) y Filipe Tavares (5) se erigieron como líderes en ataque de la escuadra cordobesa, que a base de trabajo pudo voltear el electrónico hasta el 11-15 con el que se llegó al tiempo de asueto.

Una renta, la máxima del partido, que alentaba la ilusión de los de Escribano. Además, la inercia se mantuvo tras la reanudación. Los minutos pasaban y el CBM conseguía mantener intacta su ventaja de cuatro goles (16-20, minuto 45), hasta que la ofensiva cortocircuitó. El excelente rendimiento de los visitantes no tuvo la continuidad deseada, pues los últimos diez minutos fueron de desacierto casi total. Un parcial de 7-4 a favor del Sarrià hizo que se entrara en la fase decisiva con todo por decidir. Una igualdad en momentos clave que a lo largo de la presente campaña no ha beneficiado casi nunca a los granates, pero que en esta ocasión se iba a resolver con reparto de goles (25-25). Un empate agridulce si se valora en caliente, dado el desarrollo del partido, aunque muy positivo al tratarse de la segunda salida seguida sumando para el CBM y, además, en una pista complicada.

Etiquetas
stats