Como otra primera vez en un territorio hostil

Jaime Romero, en el duelo con el Extremadura en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Aunque lo conoce, es como si así no fuera. Tampoco el recuerdo es muy lejano, no al menos tanto como sucede en otros casos. El Córdoba acude al Francisco de la Hera como si no lo hubiera hecho antes. Un hecho éste que se da realmente sólo en cierto modo. La circunstancia diferencial con las anteriores ocasiones en las que el conjunto blanquiverde visitara Almendralejo se encuentra en la identidad del anfitrión. Porque la del domingo (16:00) sí es la primera ocasión en la que se mide al actual Extremadura en su feudo. El estreno del historial de partidos entre ambos equipos se va a producir sin embargo con antecedentes que invitan poco al optimismo. El cuadro califal apenas contabiliza una victoria en un total de 14 comparecencias en tierras extremeñas, que tuvieran lugar para hacer frente al que fuera club predecesor del surgido en 2010.

En efecto, el Córdoba se desplazó a Almendralejo hasta en 14 ocasiones a lo largo de su historia. En todas ellas midió sus fuerzas con el Club de Fútbol Extremadura, al que visitó por primera vez en la temporada 1956-57. Aquel choque se disputó en el antiguo Francisco de la Hera y terminó con victoria local por 3-2. La derrota con que abrió su capítulo de presencias en tierras pacenses vino a convertirse con el tiempo en un mal precedente. El cuadro califal no sumó en feudo azulgrana hasta la sexta ocasión en que pisó su césped. Fue en la campaña 1990-91, cuando venció por 0-2 con goles de Castillo y Mantecón. El entrenador era Rafael Alcaide Crespín, que no logró finalizar el curso: le suplió Gonzalo Uceda para el último tramo de campeonato. Por cierto, que ése fue el primero de los seis ejercicios ligueros en que unos y otros se encontraron en la categoría de bronce

Tras aquel triunfo, el Córdoba nunca volvió a sumar de tres en Almendralejo. Así, sólo logró puntuar en otras tres ocasiones, todas por medio de empates. El primero de ellos se produjo en la temporada 1992-93, en la que el cuadro califal estaba dirigido por el desaparecido Tolo Plaza. López Murga adelantó a los blanquiverdes, pero un jugador que después recaló en El Arcángel se encargó de igualar la contienda: fue Melenas. Entonces el preparador del extinto Extremadura era Iosu Ortuondo, que poco menos de una década antes había devuelto al cuadro califal a Segunda B tras una campaña en Tercera. El vasco también estuvo presente en los siguientes tres duelos entre los azulgranas y los cordobesistas en el Francisco de la Hera, dos con los equilibrios que restaban por contabilizar.

Después del curso 1993-94, cuyo enfrentamiento acabó con triunfo local por 2-0, los dos conjuntos no se midieron de nuevo hasta el 1999-2000. Ocurrió tras el histórico retorno del Córdoba a Segunda A 17 años después. También una vez el Extremadura perdió su rol de Primera. Los pacenses habían vivido su mejor etapa histórica y tras ésta comenzó su debacle hasta que el actual Unión Deportiva tomara su testigo en el fútbol de Almendralejo. En la categoría de plata fue mayor el número de choques entre azulgranas y blanquiverdes, pues fueron ocho de los 14 totales. Y es precisamente la división en la que se van a ver por ocasión primera el cuadro califal con el nuevo club extremeño. Va a suceder el domingo, cuando el equipo de Rafa Navarro desea romper con la negativa dinámica del anterior período en el Francisco de la Hera, que también cambió, por cierto: 11 derrotas acumuló.

Etiquetas
stats