Al polvorón antes de seguir con la lucha

Jugadores del Córdoba en un entrenamiento | TONI BLANCO

Se acabó lo que se daba. Pero sólo por ahora. Como es habitual en estas fechas, las competiciones deportivas -como la actividad en otros ámbitos- llegan a un momento de stand by. La Segunda A no es una excepción, por lo que los próximos días lo van a ser de descanso para todos los equipos. Entre ellos se encuentra un Córdoba que encara las vacaciones de Navidad con la satisfacción de haber dado un paso adelante en su pugna por la permanencia. Cierto es que el conjunto blanquiverde continúa en zona de descenso, si bien ahora ve más cercana la salida tras golear a Las Palmas. Sea como fuere, el equipo de Curro Torres se olvida de los entrenamientos hasta el sábado 29 de diciembre. Ésta es la fecha fijada para regresar al verde de la Ciudad Deportiva y empezar a pensar de nuevo en el campeonato de Liga y en su objetivo.

Al polvorón antes de seguir con la lucha. Ésta es la encomienda del vestuario califal en la jornada de este domingo, en el que tan buen sabor de boca tienen tanto jugadores como aficionados después de superar claramente a Las Palmas. Pese a atravesar una grave crisis, el cuadro canario es un titán de la categoría de plata, por lo que el triunfo tiene más valor si cabe. El caso es que el Córdoba celebra tan importante victoria al tiempo que entona el tradicional hasta pronto para vivir las fiestas navideñas. Seis días va a tener la plantilla por delante para disfrutar de su tiempo de relax junto a los suyos. Éste comenzó precisamente tras el choque con los amarillos y se va a prolongar hasta el viernes 28 de diciembre. El sábado es momento de retomar el trabajo.

En efecto, es el sábado 29 cuando la plantilla blanquiverde tiene previsto pisar otra vez el césped de la Ciudad Deportiva. La vuelta a los entrenamientos está fijada a las 18:30 y con las puertas cerradas. Éstas se van a abrir un día después, el domingo 30. Entonces el Córdoba va a tener una doble sesión. La primera se va a desarrollar en las instalaciones del Camino de Carbonell a partir de las 10:30. La segunda, a partir de las 17:30 en el estadio. Para la práctica en El Arcángel se produce otro cerrojazo, el cual se va a mantener en la última jornada de trabajo del año: el 31 de diciembre en el coliseo ribereño desde las 10:30.

La entrada a 2019 supone otro descanso, aunque éste mucho más breve. Tanto que sólo se va a dar el 1 de enero. Después, todo vuelve definitivamente a la normalidad para el conjunto blanquiverde. El Córdoba se va a meter de lleno en la preparación de su siguiente choque liguero el miércoles 2 del próximo mes, primero del nuevo año. Ese día las puertas de la Ciudad Deportiva se abren de nuevo para un entrenamiento fijado a las 10:30. Entonces ya va a estar en un horizonte cercano el Nàstic, un rival ante el que los de Curro Torres quieren cumplir un triple objetivo: vencer al fin fuera de casa, dar continuidad a la felicidad por el triunfo ante Las Palmas y abandonar de una vez la zona de descenso. Todo ante un adversario directo.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2018 - 14:53 h
stats