Julia Figueroa logra el bronce en Tiflis

Julia Figueroa, tras vencer en un combate.

Ya tiene dos. Por ahora todo marcha bastante bien. No en vano, continúa con su paso firme rumbo a Tokio y lo hace a base de podios. El caso es que Julia Figueroa cierra el mes de marzo con otro mérito añadido a su amplísima hoja de servicios. Así es tras la consecución del bronce, por la vía directa además, en el Grand Slam de Tiflis, en que compitiera este viernes. La canterana del Club Kodokan se hace con la tercera plaza al llegar hasta semifinales y eliminar en el combato por dicha posición a la española Laura Martínez Abelenda. Consigue la cordobesa, por tanto, significarse aún más en el ranking nacional y mundial de judo en su categoría, que es de -48 kilógramos. Dicha presea la añade, por cierto, a la obtenida en febrero en el Grand Slam de Tel Aviv.

Como es habitual, debido a su rango, la deportista del Terra i Mar valenciano arrancó la competición en la segunda ronda. En ésta, se enfrentó a la rusa Sabina Giliazova en una pugna muy pareja durante los cuatro minutos iniciales. Aunque Julia Figueroa fue capaz de llevar la iniciativa en todo momento, hubo que esperar al tiempo extra para el triunfo. La cordobesa se impuso gracias a un ippon por inmovilización de 20 segundos. Superada la primera rival, a la judoca le tocó regresar al tatami para medirse a la belga Lois Petit. A diferencia del primero, este combate concluyó de manera rápida con otro ippon, esta vez en un contraataque tras intento de su oponente. Ya con anterioridad, la canterana del Kodokan había rozado una técnica en el primer minuto.

En semifinales, la que es una de las figuras referentes del deporte cordobés, y dentro de su disciplina a nivel nacional y mundial, se vio las caras con la italiana Francesca Milani. No pudo con ella como con sus anteriores rivales Julia Figueroa, que se vio, en cierto modo, rebasada por la envergadura y el poderío de la transalpina. Pese a todo, la cordobesa se rehízo y luchó por el pase a la final. Sin embargo, tras procurar una inmovilización en suelo, su oponente se liberó y le marcó un ippon por luxación. Tenía por delante entonces la posibilidad de hallar el bronce ante Laura Martínez Abelenda. Y lo consiguió no sin esfuerzo, ya que venció mediante ippon casi al tercer minuto del tiempo extra de la pugna.

De esta forma, Julia Figueroa prosigue a buen ritmo un 2021 que comenzó en el plano competitivo tras más de diez meses sin pisar el tatami. Su estreno este año, después de la pandemia y de dejar atrás una lesión, lo tuvo en el Máster de Doha. En Catar no pudo colgarse medalla pero cerró, dadas las circunstancias, con una meritoria séptima posición. Fue en enero, mientras que en febrero se alzó con uno de los bronces del Grand Slam de Tel Aviv. Tras su paso por Israel la siguiente parada debió ser Taskent, capital de Uzbekistán, pero un problema logístico la dejó fuera de su tercera cita. La intención de la cordobesa es competir una vez al mes para hallar la mejor preparación posible de cara a unos Juegos Olímpicos de Tokio para los que tiene casi asegurada, y más después de este viernes, su presencia.

Etiquetas
Publicado el
26 de marzo de 2021 - 14:47 h
stats