Los 700 de Juan Castro

Juan Castro, jugador del Ángel Ximénez, durante una acción ofensiva.

Es innegable que la temporada del Ángel Ximénez de Puente Genil se está completando a un ritmo sobresaliente. El cuadro dirigido por Paco Bustos ha sabido adaptarse a todas las circunstancias adversas acaecidas por la Covid-19, que en su caso no han sido pocas, y marcha con rumbo firme en la liga Asobal, además de haber conseguido clasificarse un curso más para la fase final de la Copa del Rey, que disputará durante la próxima semana en Madrid. La localidad pontana, de nuevo entre los grandes clubes de España. 

En este sentido, los grandes números del plantel lo son también a nivel individual. Así, el central Juan Castro ha logrado establecer un nuevo registro en lo personal tras alcanzar el pasado sábado ante el Fraikin BM Granollers su gol número 700 en la máxima categoría del balonmano español. El jugador leonés es actualmente el máximo anotador del equipo pontano, así como de la propia Liga Sacyr Asobal, donde ocupa la décima plaza del top de goleadores de la competición doméstica con 98 dianas.

El número redondo de 700 llega en su tercer curso en Puente Genil, en el que ya acumula 339, casi la mitad de este nuevo récord que se completa con los tantos obtenidos previamente en su paso por BM Logroño La Rioja (62) -donde estuvo una temporada-, Helvetia Anaitasuna (145) -en el que militó durante dos-; BM Torrevieja (21) -un curso-; y el club donde creció y debutó en Asobal, el Abanca Ademar León (133), curiosamente el próximo rival del Ángel Ximénez en liga.

“Nunca me planteé ese tipo de objetivos ni he prestado excesiva atención al tema de los goles porque lo veo más como una consecuencia que como la parte principal”, afirma Castro, puntualizando que “los goles dependen mucho de la posición del campo, que pueden hasta engañar en cuanto al rendimiento de los jugadores, así que me lo tomo como algo anecdótico”.

De este modo, el jugador admite estar “contento por llegar a los 700 goles porque a esa cifra no llega todo el mundo, pero ya el año pasado con los 600, es algo que alegra siempre y cuando ayude al equipo a conseguir los objetivos que se plantean. Obviamente lo celebro pero no es algo a lo que le dé excesiva importancia, aunque si sigue ayudando al equipo a estar cada vez más arriba, mucho mejor”. 

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2021 - 04:50 h
stats