Un obligado compás de espera

Imagen de la presentación del área técnica del Córdoba | MADERO CUBERO

Hace un mes que terminara la temporada para su primer equipo. En realidad, es más el tiempo sin fútbol en El Arcángel. Desde comienzos de marzo no compite, como los demás clubes de la categoría, el Córdoba. Sin embargo, el período extra para armar el proyecto de la campaña 2020-21 no va a ser de provecho excesivo. No en lo que se refiere a anuncios pues sí es mucho el trabajo adelantado y que continúa a lo largo de estos días. Porque la entidad califal está en un obligado compás de espera debido a la necesidad de que el curso termine de manera definitiva. Toca aguardar la celebración del play off exprés, vaya. De ahí que desde la dirección general deportiva se mantenga la labor con vistas a julio, principalmente, para acometer la mayor parte de fichajes de cara a la competición venidera. El motivo es el interés en muchos jugadores que están en la lucha por el ascenso a Segunda A.

"Estamos en un momento bastante inicial", afirmó Javier González Calvo el jueves. El consejero delegado de la entidad hizo referencia a la posibilidad de comunicar ya las primeras incorporaciones de cara a la próxima temporada. De entrada, porque es el 30 de junio la primera fecha fijada como final de la 2019-20 y existe deseo de contratar a futbolistas que cuentan con contrato. Además, la intención del club es cerrar la mayor parte de sus refuerzos en relación a conjuntos que deben de disputar el play off. Y la promoción no se juega hasta julio… Un hecho éste que sin embargo no preocupa en la cúpula del cuadro califal, toda vez que está elaborada la lista de intereses y sólo resta certificar incorporaciones. "Sabemos lo que queremos y en las próximas semanas se empezarán a concretar las personas que van a venir", dijo el mandatario blanquiverde.

Por tanto, los días venideros, y no tres o cuatro, van a ser calmados todavía en lo que respecta a anuncios de fichajes. Al menos, de darse alguno, van a escasear las notas informativas por parte del Córdoba. Esto no quiere decir que el club deje la resolución de todas las operaciones para dentro de un mes. De hecho, la idea es que más pronto que tarde algunas queden selladas. Pero éstas son las relacionadas con renovaciones o bajas, eso sí. En este sentido, uno de los primeros pasos que pretende darse en El Arcángel es la confirmación de que Raúl Cámara cuelga las botas para integrarse en la dirección general deportiva. El madrileño ya dio el sí y que su cambio de rol sea un hecho depende únicamente de que el consejo de administración reciba el visto bueno del presupuesto desde Baréin.

Los nuevos propietarios del Córdoba tienen desde hace días las previsiones de cara a la temporada 2020-21 y la aprobación de las mismas se espera tenga lugar la próxima semana. A partir de ese momento se van a producir diversos anuncios, entre ellos el de la campaña de abonados. Una vez esté resuelto el trámite, Raúl Cámara se va a convertir en nuevo miembro del área técnica de la entidad, no sólo como colaborador de la secretaría técnica sino como enlace entre el consejo de administración, así como la dirección general deportiva, y el vestuario. Esta labor es precisamente la que tiene mayor importancia para el órgano rector del cuadro califal, que ve al madrileño como una figura relevante para el desempeño.

También pretende el Córdoba cerrar cuanto antes las bajas de jugadores con contrato en vigor. Son varios en principio pero uno cuyo nombre sobresale. Más que nada por la información que ya aportó el director general deportivo, Miguel Valenzuela. Éste es Luis Miguel Garrido, que en su momento aseguró desconocer la idea del club pero no mostró demasiada oposición al entendimiento. Existe una dificultad, sin embargo, que es la elevada ficha con que cuenta el hondureño. Mientras, la intención de la entidad es prolongar la vinculación de Iván Navarro, ya con licencia del primer equipo. Esto no supone que vaya a formar parte del conjunto blanquiverde sí o sí la próxima campaña -es algo ha de decidir el entrenador, Juan Sabas- pero sí que el futbolista, en el que se tienen puestas muchas esperanzas, sea patrimonio de los blanquiverdes. Lo cierto es que el acuerdo está próximo después de que el extremo recibiera una oferta. Así, toca esperar acontecimientos, quizá los primeros en los siguientes días.

Etiquetas
stats