En un nuevo punto de partida

Jovanovic, en el duelo con el Sevilla Atlético en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

El final depara una ligera decepción. Más si cabe después de un comienzo de máxima subida anímica. El Córdoba continúa en zona de descenso, si bien mira de forma muy distinta el futuro. La jornada que queda atrás, a pesar del inesperado giro último, es positiva para el conjunto blanquiverde. Basta con observar la clasificación para saber que definitivamente la situación nada tiene que ver con la que viviera el equipo hace poco más de dos meses. El cuadro califal gana una posición en la tabla y, lo que es mucho más importante, ya no tiene desventaja respecto de la permanencia. Después de los resultados de la trigésimo sexta fecha del campeonato liguero en Segunda A, la escuadra de Sandoval iguala con el Almería y recorta diferencias con sus rivales más directos. Después de seis meses, está en un nuevo punto de partida.

La goleada al Sevilla Atlético (3-0) permitía al Córdoba abandonar provisionalmente la zona de descenso. El hecho de jugar en la noche del viernes ofrecía la posibilidad de ejercer presión al resto de adversarios que luchan por la salvación. Quizá la teoría se hizo práctica. O simplemente sucedió lo que debía. Lo cierto es que el cuadro califal atendió a una jornada en la que los resultados, en mayor o menor medida, se dieron a su favor. La derrota del Almería en Zaragoza (2-1) fue el primero y no menor peso tuvo un día después -ya el domingo- el triunfo del Rayo en su visita al Barcelona B (2-3). Ambos marcadores garantizaban que el cuadro califal cerrara el fin de semana por encima de la penúltima plaza y en igualdad con la salvación. No era poco.

Mejor pudo ser todavía la jornada para el conjunto blanquiverde, que rozó su salida de la zona de descenso. Pero el Granada desperdició su renta de dos goles sobre la Cultural Leonesa en el tiempo de añadido. La escuadra nazarí cedió un punto cuando vencía por 3-1. Precisamente este empate impidió que el Córdoba pudiera abandonar los puestos que conducen directamente a Segunda B. Con todo, el equipo que dirige José Ramón Sandoval recorta diferencias con el que va a ser su próximo rival y con otros dos adversarios directos: el Alcorcón y el Nàstic, que tras firmar tablas en sus respectivos duelos ahora sólo superan en cuatro puntos al cuadro califal. En el caso de los catalanes ha de contarse el gol average a su favor. Incluso el Albacete está a siete, aunque con una cifra en su casillero que le acerca virtualmente a la salvación. Son 46 sus tanteos.

Ni siquiera el empate in extremis de la Cultural, en definitiva, puede emborronar una trigésimo sexta fecha de campeonato beneficiosa. El Córdoba consigue abandonar la antepenúltima posición de la tabla después de trece jornadas. Más significativo es este dato si se tiene en cuenta que además mantiene equilibrio con el último equipo que sellaría hoy por hoy su continuidad en Segunda A. Este es un Almería que suma 39 puntos, los mismos que el equipo de Sandoval, y que todavía ha de visitar El Arcángel. Esta circunstancia, por cierto, no se produce desde la décima fecha del curso, la misma en que el cuadro califal entrara en descenso para no salir a lo largo de más de seis meses. Ocurrió en octubre tras perder por 1-5 ante el Nàstic, un duelo que supuso la destitución de Carrión. Es momento de permanecer en la corriente optimista. Sobre todo porque existe la opción de abandonar al fin las plazas que conllevan la pérdida de categoría en menos de una semana en León.

Etiquetas
stats