¿Por qué todo el mundo está mirando a Víctor Pérez?

Víctor Pérez, en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. | ÁLVARO CARMONA
El medio albaceteño, seguro de sí mismo: “Era cuestión de esperar un momento bueno y aprovecharlo” | Oltra puede alinearle el domingo ante el Valladolid, el club que lo cedió al Córdoba

Será el hombre del partido. Le guste o no, tendrá sobre sí todos los focos. De hecho, desde que terminó el encuentro en Almería (0-1) su figura ha estado en el centro de la escena mediática tanto en Córdoba como en Valladolid. Defiende al equipo blanquiverde, pero sus derechos pertenecen al club pucelano, que le envió este verano al sur en calidad de cedido. Víctor Pérez (Albacete, 1988) se lo toma con naturalidad. “Era cuestión de esperar un momento bueno y aprovecharlo”, explicó ante los micrófonos de CCFTV, la televisión oficial del club, en la semana previa a un encuentro especial.

“Es un equipo que está hecho para otra cosa, como le pasa al Almería”, ha relatado Víctor a propósito del Valladolid, que marcha en el puesto décimosegundo con nueve puntos menos que el Córdoba. Una situación inesperada y compleja, que ya ha provocado que en Pucela se produzca un relevo en el banquillo. Ahora está allí Miguel Ángel Portugal, un ex jugador, entrenador y director deportivo en El Arcángel. El medio está cedido, pero su mirada ahora sólo es blanquiverde: “Tenemos que aprovechar que puede ser un momento en el que ellos no tengan la mayor confianza por la posición en la tabla”.

No es usual en el fútbol de hoy que un futbolista cedido se enfrente al equipo que tiene sus derechos en competición oficial. Los clubes se cuidan muy mucho de pactar cláusulas -la del miedo, como se la suele etiquetar con cierta sorna- para que no se produzcan situaciones delicadas. A principios de semana se desveló públicamente que en el contrato de Víctor no existe ningún impedimento ni tampoco un acuerdo entre clubes para que Víctor no sea alineado. Todo apunta a que será uno de los componentes del once inicial en Pucela. “Nosotros tenemos nuestro estilo fuera y ellos el suyo de siempre. Esperemos que nos lleguen las contras como en Almería, donde hicimos mucho peligro”, ha advertido el albaceteño en CCFTV.

En el Nuevo Zorrilla recordarán bien las portentosas actuaciones de Víctor Pérez, uno de los ejes del mejor Valladolid de los últimos tiempos: el que ascendió a Primera en la 11-12 y cuajó una gran campaña en la élite en el curso 12-13. El entrenador era Miroslav Djukic. Ahora Víctor aparece por su antigua casa como una amenaza real. Su afianzamiento en el Córdoba ha coincidido con uno de los momentos más dulces del conjunto de Oltra, que ha ganado en solidez, empaque y eficiencia. Ése es el espectáculo en Segunda y Víctor conoce bien de qué va la historia. Si nada se tuerce, estará a mediodía del domingo sobre el césped de Zorrilla para dar un paso más en su redención como futbolista, tras un amargo paso por el Levante y el Chicago Fire de la MLS. El Córdoba le disfruta ahora… y el Valladolid espera recoger el fruto maduro.

Etiquetas
stats