Ante un momento decisivo para el trayecto final

.
El Córdoba B recibe al San Fernando en un duelo directo por la permanencia, mientras el Lucena visita al líder La Hoya Lorca

No existe camino sencillo ni que se recorra en un solo día. El trayecto tiene siempre distintas etapas. Quizá en algunas pueda haber un tropiezo. Pero no queda otra que recuperar el paso y continuar con la marcha iniciada. Nada se consigue al instante, aunque sí aparecen momentos decisivos. Son situaciones en que el error no tiene cabida cuando se pretende llegar al destino marcado. Es así como a veces se puede hablar de la hora de la verdad. Cada encuentro es una nueva final, si bien en esta ocasión lo es mucho más. El Córdoba B afronta este domingo un duelo de máximo interés de cara a su lucha por la permanencia, puesto que el rival al que recibe está también en ella. Más que tres puntos hay en juego ante el San Fernando en una jornada en que además otros resultados pueden dibujar un panorama futuro, a corto plazo, realmente alentador. Por su parte, el Lucena tiene por delante una dura prueba, para la que está preparado. Los celestes deben rendir visita al líder del Grupo IV de Segunda B, un La Hoya Lorca que no disminuye lo más mínimo su ritmo hacia un play off de ascenso en que sólo las matemáticas restan por confirmar su presencia.

Después de dar un gran paso hacia delante en su camino, el Córdoba B tiene en la matinal del domingo (12:00) una oportunidad de oro para que éste resulte menos pedregoso en el tramo final. Cierto es que suceda lo que suceda, nada estará dicho hasta la última jornada. Sin embargo, el duelo con el San Fernando se presenta como decisivo para unos y otros en la lucha que ambos mantienen por lograr la permanencia en la categoría de bronce. La escuadra gaditana llega al partido con un punto más y una posición de ventaja sobre el filial, que de vencer abandonaría la plaza de promoción e incluso podría verla con cierta diferencia en la tabla. No en vano, otros resultados pueden llevar al equipo de José Antonio Romero tener una distancia mayor de un puesto. El técnico tendrá que resolver nuevamente el problema de las bajas, que en esta ocasión son las de Bernardo y Cristian por acumulación de tarjetas, la de Sebas por lesión y la de Mendi al estar convocado por el primer equipo. Son duda, aunque todo hace indicar que estarán disponibles, Juan Guerra y Rafa Gálvez. El murciano Díaz Escudero será el juez de la contienda.

Tampoco deja de ser importante el choque que afronta el Lucena, ya que se mantiene en la pugna por alcanzar una plaza de play off o al menos un hueco en la próxima edición de Copa del Rey. El cuadro celeste es sabedor de la dificultad que presenta la nueva cita liguera, pero el respeto no debe ser temor. Mucho menos cuando la encara con el buen sabor de boca que dejó a su paso por Guadalajara, donde quizá faltó la guinda al pastel de un triunfo que mereció. Lo que sí tiene claro el conjunto aracelitano es que si se plantó cara e incluso se fue superior a los alcarreños, también se puede lograr ante un líder cuya trayectoria es envidiable. Sólo dos partidos perdió en lo que va de temporada La Hoya Lorca, ninguno en su estadio, el mismo que visitan los de Falete en la matinal del domingo (12:00). Para el encuentro en el Francisco Artés Carrasco no podrá contar el preparador cordobés con Pepe Díaz, que cumple sanción por acumulación de tarjetas. Dirigirá el partido el balear Varón Aceitón.

Etiquetas
stats