Miroslav Djukic y el factor sorpresa como aliado

Djukic, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA
El técnico no ofrece pistas sobre de cara al duelo con el Atlético, en que el Córdoba podría repetir por primera vez once | Las dudas, el esquema de juego y la línea de medios

Tiene poco que perder, pero sí mucho que ganar. Precisamente, eso es lo que quiere hacer el Córdoba esta temporada de una vez por todas. La victoria se resiste en el curso del retorno a Primera y con ese hecho quiere romper el conjunto blanquiverde. Aunque en esta ocasión le toca intentarlo en un estadio que desconoce la derrota local desde hace más de un año. Aguarda el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón y Miroslav Djukic, sabedor de la dificultad que entraña el encuentro, no muestra ninguna de sus cartas. El serbio mantiene la filosofía de trabajo de Albert Ferrer, es decir, opta por sellar las puertas a miradas curiosas cuando el equipo entrena. Es así como, de alguna manera, pretende también hacer uso del factor sorpresa. Porque pocas pistas existen de lo que pueda suceder con el once que presente a orillas del Manzanares.

Por el momento, las ausencias de Crespo y de José Carlos son lo único seguro cuando restan dos días para un partido en que quizá por primera ocasión en la actual campaña se repita una alineación por parte del cuadro califal. El sevillano no llegará al choque a pesar de avanzar en la recuperación de la lesión sufrida en Getafe, mientras el onubense quedará fuera después de que este jueves el club comunicara que será baja por lesión. Poco más se sabe en torno al estado físico del media punta, que reapareció sobre los terrenos de juego el sábado ante la Real Sociedad. Por lo demás, el técnico tiene a su disposición a toda la plantilla, o lo que es lo mismo tiene mucho donde elegir. En ese sentido, surgen varias dudas de cara al equipo titular que aparezca sobre el césped del estadio rojiblanco.

La primera de ellas está en las opciones de cambio que tiene el técnico. A Djukic le gusta generar fútbol desde la parcela defensiva para llevar peligro al rival. De su estilo dejó el conjunto blanquiverde algunas pinceladas ante la Real Sociedad, si bien en ese choque la medular la ocuparon dos hombres más curtidos en otra batalla. Buscó el entrenador la contención más que la elaboración con el doble pivote formado por Luso y Ekeng, el que sin embargo ofreció mayores garantías a Ferrer en su estreno en los banquillos de la máxima categoría. La decisión tomada en el centro del campo fue la única que modificó la idea que el balcánico mostró en su primer, y hasta ahora único, entrenamiento a puerta abierta. El medio camerunés le ganó la partida a Fausto Rossi respecto del once con que ensayó. Lo demás, fue todo tal y como permitió entrever el preparador califal días antes del duelo con los txuri urdin, incluidas las sustituciones. En este caso, habrá que ver si opta de nuevo por dar mayor fortaleza a la línea de medios o si, por el contrario, prefiere una pareja más indicada para la elaboración. El italiano contaría en esa posibilidad con un buen puñado de opciones, aunque tendría competencia importante.

Parece complicado en lo que a esa posición se refiere que entre Carlos Caballero, más si cabe después de que en los dos últimos encuentros haya quedado fuera de la convocatoria. No se quiere arriesgar con el madrileño y su estado físico. Quien sí pide paso es Abel Gómez, cuya entrada al campo en el choque con la Real dio otro aire al equipo. El capitán dice estar preparado y conoce la fórmula para tratar de dar la campanada en el Vicente Calderón: máxima concentración con una alta dosis de ilusión. Por otro lado, al conjunto blanquiverde se le vio más cómodo en la anterior jornada cuando dispuso un 4-4-2 y no del bien conocido 4-2-3-1.

¿Apostará Djukic por cambiar el dibujo de inicio? Es difícil que así pueda ser, debido a las características y el nivel del rival. Si se mantiene el esquema, otra incógnita está en saber si se produce variación alguna en la línea de tres media puntas. En ésta, la duda puede estar en torno a la continuidad de Borja García o de Fidel. Sobre todo la del onubense, cuyo nivel todavía debe de ser mucho mejor. Y tiene la competencia de López Silva y Fede Vico. El primero recuperaría su lugar después de perderse por lesión cuatro partidos, de apenas haber disputado una hora de juego entre la visita a Getafe y el duelo con el Málaga y de quedar en blanco ante la Real Sociedad. Lo que finalmente suceda únicamente lo sabe con certeza el entrenador.

Etiquetas
stats