Una miniliga de cuatro partidos que arranca en Tenerife

López Silva, en acción. FOTO: ÁLVARO CARMONA
El Córdoba oculta sus bazas para armar un equipo que dé respuesta en un decisivo tramo final de temporada

Dos fuera y dos en casa. Cuatro partidos. Doce puntos. Una miniliga de cuatro encuentros en busca de un premio que sería... seguir jugando. Nadie entre los muros de El Arcángel levanta la voz y, ni mucho menos, va a lanzarse a especular con lo que pueda suceder en el futuro más inmediato. Con prudencia se han manifestado todos los que han ido desfilando por la sala de prensa del estadio desde el mazazo ante el Zaragoza. Hoy no se ha salido del guión José María López Silva, uno de los veteranos del club, el último superviviente en activo -su compañero Caballero está de baja por lesión- de los buenos tiempos. “Ahora mismo sólo estamos pensando en el Tenerife. No hacemos ningún cálculo de puntos porque en Segunda todo puede cambiar de una jornada a otra”, ha expresado el onubense.

Lo cierto es que el Córdoba no se rinde en su búsqueda del play off. De lo que ocurra este sábado (21:00, hora peninsular, LaLigaTV. es) en el Heliodoro Rodríguez López dependerá en gran parte el porvenir blanquiverde en la Liga 13-14. Aunque, pase lo que pase, no estará todo decidido, Los de “Chapi” Ferrer pueden acabar en Segunda B o en Primera en el presente curso, una situación increíble que comparten con casi el setenta por ciento de sus vecinos. Por eso no se han derramado demasiadas lágrimas tras el varapalo ante el Real Zaragoza -derrota por 1-2 en el tiempo añañido- ni se ha dado más vueltas de la cuenta a la cuestión. No es hora de explicaciones sino de resultados, de acción directa. Y a eso va el Córdoba a Tenerife, donde se encontrará un enemigo directo en la pelea por coger una de las plazas que van de la segunda a la sexta o séptima, dependiendo de si se mete por medio el filial del Barcelona.

Los blanquiverdes se han preparado a puerta cerrada, circunstancia que se repite esta semana en todas las convocatorias de preparación después del martes. Se exige concentración. En la sesión de mañana viernes habrá quince minutos de cortesía para que las cámaras graben y los fotógrafos disparen sus máquinas. Luego, un claustro. Solo Ferrer, los suyos y un plan. “Tenemos claro que estamos a un punto del objetivo y que es un partido importante. Si ellos están en play off es porque lo están haciendo bien. Nosotros vamos a ir a ganar, pero no es ni mucho menos nuestra última oportunidad”, ha dicho Silva.

Etiquetas
stats