¿Cómo vamos a meterle mano al impenetrable?

Fede Vico, Borja y López Silva, en la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba visita el Vicente Calderón, donde nadie fue capaz de vencer durante el último campeonato de Liga | En el curso actual sigue la racha del Atlético de Madrid

Puertas cerradas, mentes abiertas. Al Córdoba, que sigue entrenando enclaustrado con Djukic -igual que en la etapa de Ferrer-, le aguarda este sábado un encuentro de esos que intimidan, pero que debe afrontar con una idea clara. Ha de buscar el modo de puntuar. Porque lo necesita en la clasificación y también porque sería la mejor medicina para “sacar la presión y la ansiedad al grupo”, ese reto que se marcó el técnico serbio nada más aterrizar en El Arcángel y ver el panorama en el vestuario. El lugar no parece el más apropiado, pero... “Son los campeones, pero nosotros tenemos nuestras armas”, dijo Abel, capitán blanquiverde y uno de los tipos más curtidos en partidos de alta exigencia.

¿Y cómo se hace eso? Ningún equipo de la Liga española logró encontrar la llave para profanar el templo colchonero, donde sólo fueron capaces de arrancar un empate cuatro equipos (Real Madrid, Barcelona, Sevilla y Málaga) durante el campeonato de Liga pasado. Sólo en la Copa del Rey, el Real Madrid logró batirle (0-2) en el partido de vuelta de las semifinales, aunque el cruce ya estaba muy desnivelado en la ida (3-0). El nivel de seguridad al calor de su hogar es espectacular en el Atlético. El belga Courtouis -actualmente en el Chelsea- sólo sacó el balón del fondo de la portería en diez ocasiones. Ante su público cimentó su éxito en la Liga y también en Europa. Allí sólo le sacó un punto (0-0) el Chelsea de Mourinho antes de que los de Simeone le noquearan en Stamford Brigde para alcanzar la final. Pero quedó para la historia un dato: el Atlético de Madrid no perdió ni un solo partido en la última Champions (hasta llegar a la gran final ante el Real Madrid). En el estadio del Manzanares sólo marcaron el Zenit y el Milán, y cayeron derrotados campeones continentales como el propio Milán, el Barcelona y el Oporto. El cordobesista Nabil Ghilas puede dar fe de lo que significa actuar en este ambiente. El delantero argelino salió al campo desde el banquillo con el Oporto (2-0) en la última edición de la Liga de Campeones.

En el presente campeonato, el Vicente Calderón sigue siendo uno de los escenarios más complicados de Europa para los rivales. El conjunto de Simeone ha vencido al Eibar (2-1), Sevilla (4-0) y Espanyol (2-0), cediendo un punto ante el Celta (2-2) en la jornada cuarta. En la Champions han caído la Juventus (1-0) y el Malmoe (5-0). Los números son apabullantes. El Atlético perdió su último partido oficial en casa el 12 de mayo de 2013. Le venció el Barcelona por 1-2, gracias a un gol en propia puerta de Gabi a falta de diez minutos. Desde entonces, 24 partidos de Liga sin caer ante nadie. Y el sábado llega el Córdoba, un recién ascendido. “Para nosotros este partido es otra final”, ha dicho esta semana Godín, jefe de la defensa atlética. Esa actitud del grupo, reforzada por los hechos, es lo que convierte el estadio Vicente Calderón en el recinto más impenetrable de Europa.

Etiquetas
stats