La Media Maratón de la polémica: ¿capítulo final?

Valenzuela, a la izquierda, es el ganador. En el centro, Lozano | ÁLEX GALLEGOS
El IMDECO, organizador de la prueba, rehace la clasificación final tras la ratificación de la sanción de dos años por posesión de sustancias prohibidas que pesa sobre Álvaro Lozano, que cruzó la meta en primer lugar | El número uno es Cristóbal Valenzuela

Definitivamente, el ganador de la Media Maratón de Córdoba ha sido el jiennense Cristóbal Valenzuela, que cruzó la meta en segunda posición. Le precedió Álvaro Lozano, que corrió con el dorsal que adquirió Alberto, su hermano gemelo. Hubo polémica por saber la identidad del que llegó el primero a la Puerta del Puente. Al final, ni Álvaro ni Alberto. Lo que hiciera el dorsal 110 el pasado 29 de noviembre ya no tiene ninguna validez. Estaba sancionado por posesión de sustancias prohibidas. Así lo acaba de ratificar el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO) en un comunicado en el que pretende cerrar el capítulo de la trigésimo primera edición de la prueba atlética más emblemática de la provincia. Y, ya, la más controvertida de su historia. ¿Lo conseguirá?

El IMDECO expresa “la decisión de anular el resultado conseguido por el atleta Álvaro Lozano de Pedro, participante con dorsal 110 en la 31ª Media Maratón de Córdoba 2015 celebrada el día 29 de noviembre, tanto en lo que respecta a su clasificación individual como ganador y, en la clasificación de su club, en base a la publicación realizada el miércoles día 16 de diciembre por la AEPSAD (Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte del Ministerio de Educación Cultura y Deporte)”.

En su nota oficial, el Instituto Municipal de Deportes anuncia que “se proclama ganador al segundo clasificado, Cristóbal Valenzuela Guerrero, con un tiempo de 1:06:15, y, se rehacen las clasificaciones tanto individuales como por clubes y equipos”. El IMDECO ha aguardado para dar a conocer su postura el visto bueno de la Federación Andaluza de Atletismo, que a través de su secretario general, Francisco Cardador, ha certificado que la sanción al corredor alcarreño tenía “efecto desde el 20 de agosto de 2015 y por una duración de inhabilitación de 2 años”. ¿Y cómo pudo participar Lozano en una prueba con carácter oficial?. La FAA resalta que “no se ha podido tomar esta decisión con anterioridad al no tener notificación alguna de dicha sanción y, por lo tanto, el atleta corría sin recaer sobre él ningún tipo de sanción que impidiese que participase en este tipo de pruebas, y es por ello que no se le negó en ningún momento la participación”.

Etiquetas
stats