Maristas: la potencia de un clásico en versión femenina

Falete Funes, en un tiempo muerto con su equipo. FOTO: TONI BLANCO
El equipo colegial se proclama campeón de grupo a falta de dos jornadas en Primera Nacional y sueña con el título

Diez partidos, diez victorias. Primer puesto de grupo garantizado con dos jornadas por delante. Y una ambición cada vez menos oculta: el título de campeonas. ¿Puede ser? Los números y las sensaciones dicen que sí. En el equipo, con la lógica prudencia, cuentan sus expectativas con ilusión y mesura. El deporte puede jugar malas pasadas a quienes dan algo por hecho. Sin embargo, todos en el Reyse Maristas saben que lo están haciendo bien. Eso les reconforta y estimula, aunque pretenden ir a mejor, subir un escalón más. En el horizonte están los play offs por el título, donde las exigencias serán máximas. Para eso compiten. La rotunda victoria de este último fin de semana en la pista del colista Gades (42-79) sirvió para homologar la primera meta superada del conjunto cordobés.

Rafael "Falete" Funes es el técnico del Reyse Maristas en un curso que se afrontó con varias tareas apuntadas en la libreta. Entre la principales, aparte de favorecer el progreso de las jóvenes jugadoras y dar consistencia al grupo, estaba el convertirse en aspirante al play off. Y lo han sido desde la jornada uno. El calendario les deparó un duelo especial, un derbi ante una de las entidades con mejor reputación en Andalucía por su trabajo en el basket femenino: el Adeba. El club del Naranjo, en plena reconversión de su plantilla y con chicas jovencísimas, no pudo llegar al nivel que le planteó el Maristas (61-72). Fue el pistoletazo de salida para una trayectoria fulgurante: diez victorias consecutivas. Entre ellas dos ante el Gymnástica Portuense, su adversario más duro en esta primera fase del campeonato en el grupo E-B.

El Maristas ha conseguido reunir un grupo heterogéneo y versátil, con talento para encontrar soluciones en la cancha y buena disposición mental para resolver situaciones de riesgo. El equipo colegial se ha encontrado con varios partidos apretados -es, sin duda, el enemigo a batir por todos- y siempre ha sabido salir adelante exhibiendo criterio y autocontrol. En este aspecto tiene mucho que decir su jugadora clave, la veterana (39 años) Raquel Pérez, con un notable pasado en la edad de oro de la UCO (jugó en la Liga Femenina 2) y una extraordinaria disposicion para seguir dando la talla en la Primera División. Con 20'7 puntos de promedio, es la mejor anotadora del Maristas y de todo el campeonato. La base de 16 años Clara Cáceres (16'1 puntos de promedio) representa el futuro, mientras que la rambleña Carmen Casas (base, 23 años) aporta imaginación, visión de juego y puntos (10'8).

Falete dispone de un plantel interesante, con proyección, que después del debut en la categoría el año pasado con la permanencia se ha propuesto elevar el reto. En el otro grupo se perfila como principal enemigo el Ramón y Cajal Universidad de Granada, que solo ha perdido un partido de los diez disputados y se ha reforzado con la estadounidense Joanna Rhoads. El técnico del conjunto granadino, Quique Gutiérrez, tendrá que dejar en breve la dirección del equipo puesto que ha sido contratado por la Federación de Kuwait para el staff técnico responsable de las selecciones nacionales. Allí se irá al lado de Curro Segura y del cordobés Jesús Lázaro.

Etiquetas
stats