La LNFS pretende la profesionalización del fútbol sala

Jesús Rodríguez, en la visita del Movistar Inter a Vista Alegre | MADERO CUBERO

Son muchas las reivindicaciones en este sentido desde hace tiempo. Precisamente un jugador cordobés fue uno de los últimos en pronunciarse al respecto. Fue uno de los referentes de la provincia a nivel nacional e internacional quien dejó clara su postura. Andrés Alcántara Andresito, actualmente en ElPozo Murcia, solicitó semanas atrás la consideración como profesional del fútbol sala español. Una idea ésta que gana fuerza después de que la propia Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) haya realizado petición formal al Consejo Superior de Deportes (CSD). En caso de producirse el cambio de la calificación, la medida afectaría también al Córdoba Patrimonio de la Humanidad.

Fue la propia LNFS la que anunció su iniciativa a través de un comunicado en su web oficial. En el mismo recordó que "ha organizado la competición desde su creación en 1989" y que por ello "continúa trabajando en beneficio de sus clubes asociados". Por ello "ha solicitado a la Comisión Directiva del CSD su calificación como profesional, basándose en que la competición cumple con los requisitos exigidos que la propia LD, en su artículo 46.2 establece, y que son: la existencia de vínculos laborales entre los clubes y deportistas y la importancia y dimensión económica de la competición".

"Los Clubes de la Asociación mantienen una relación profesional con los clubes, entrenadores y resto de técnicos. Además, la LNFS ha conseguido que la competición adquiera gran relevancia económica, tras la venta de los derechos audiovisuales de los encuentros de la competición hasta la temporada 2022-23", explicó la LNFS en su nota, publicada el miércoles. Sobre el último aspecto mencionado, la Liga señaló que "la Asociación garantiza unos ingresos superiores al millón de euros por temporada y un retorno mediático auditado por la empresa Kantar Media que oscila, dependiendo del Club, entre los 3 y los 30 millones de euros". "A esto hay que unir también los ingresos por la venta internacional de derechos de televisión y los acuerdos por patrocinio que mantiene con Joma, LaLigaSports, Futbar, RehabMedic, BeSoccer y Sierra de Cazorla", zanjó en este sentido.

La reivindicación de la LNFS prosiguió con algún que otro dato más. Así, apuntó que "debe destacarse que la competición oficial tiene una gran implantación social, ya que tras el último informe presentado por la RFEF en la temporada 2016-17, el fútbol sala contaba con 117.633 licencias a nivel nacional". "Además, la LNFS cuenta con cerca de 900.000 seguidores en sus perfiles de redes sociales y la media de espectadores de los partidos más vistos ronda los 300.000 espectadores", agregó. Por último, quiso remarcar que "a día de hoy, las únicas competiciones oficiales de carácter profesional reconocidas son la LFP y la ACB, y tras ellas, el fútbol sala, que aspira a encontrar su reconocimiento como competición profesional, con las obligaciones y derechos que ello conlleva".

Esta iniciativa por parte de la LNFS se produce después de que la declaración del estado de alarma y el posterior plan de desescalada dejara al descubierto la realidad del fútbol sala en España. Los equipos de Primera y Segunda no pudieron retomar el trabajo al igual que los de LaLiga, por ejemplo, debido a que la disciplina no cuenta con calificación de profesional. Lógicamente, el cambio afectaría a todos los clubes que, como mínimo, se encuentran en la máxima categoría. Entre ellos está el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que la próxima temporada militará por segunda vez en su historia -y consecutiva- en la conocida como mejor liga del mundo.

Etiquetas
Publicado el
21 de mayo de 2020 - 08:10 h
stats