¿Líder entre turrones? A un paso tras cinco décadas

Los jugadores del Córdoba celebran la victoria ante el Llagostera. | MADERO CUBERO
Al Córdoba le basta con sumar en Elche para cerrar el año en la cima de Segunda, algo que no logra en solitario desde la 1961-62 | Si pierde también podría hacerlo si no gana el Alavés

Muy atrás en el tiempo quedan los días de sufrimiento. El tortuoso camino por Primera es en la actualidad poco menos que un débil recuerdo, una especie de pesadilla que parece no hubiera existido. Está en el olvido y es lógico. Resulta normal habida cuenta la magnífica trayectoria del equipo en la presente temporada. El Córdoba atraviesa la mejor etapa no sólo de su más reciente historia sino de toda su existencia. Las cifras hablan por sí solas. Y la clasificación confirma el discurso de los números. El conjunto blanquiverde sigue con paso firme en su camino de regreso a la elite y a falta de visitar la última estación del año continúa como líder de Segunda A. Un primer puesto que ocupa con cierta claridad esta semana, ya que aventaja en tres puntos al segundo clasificado. Ésa es la más generosa renta del curso, pero además es inédita para el cuadro califal, que nunca antes había gozado de una situación igual antes de encarar la obligada parada por Navidad. Una realidad que puede ser todavía más atractiva en caso de sumar en unos días en el Martínez Valero.

Un punto necesita nada más el Córdoba. Con un empate le basta al equipo que dirige José Luis Oltra para alcanzar un mérito que desconoce en Segunda desde hace más de cinco décadas. El logro no es otro que acabar como líder en la categoría de plata al cierre de un año natural. Si en Elche (viernes, 20:30) logra puntuar, el cuadro califal se marchará de vacaciones disfrutando de una primera plaza en la que poco a poco consigue consolidarse. Claro está que el triunfo abre las puertas a una circunstancia aún más positiva y agradable: además de cerrar 2015 en la cima clasificatoria gozaría de una ventaja de al menos tres puntos -que ésta se incrementara dependería de lo que hiciere el Alavés-. De esta forma, es lógico que desde el vestuario se repitiera por activa y por pasiva tras el choque del pasado domingo con el Llagostera esa idea de centrar la totalidad de la atención en el duelo del Martínez Valero. Quizá con la mentalidad únicamente de seguir con la línea actual y no tanto de dejar bien ornada la tabla para los intereses cordobesistas antes de despedir el año, aunque cierto es que los futbolistas sabrán saborear la segunda consecuencia de su dinámica.

El caso es que el Córdoba con sólo un punto puede lograr ese liderato invernal que no vive en la división de plata desde la campaña 1961-62, la del primer ascenso a Primera. Entonces, el cuadro califal cerró el año en la primera posición del Grupo Sur de la categoría con una ventaja de dos puntos sobre el segundo clasificado. La actual es de tres. Desde entonces y hasta ahora los califales sólo estuvieron en cabeza antes de Nochevieja en la 74-75, si bien en esa ocasión compartieron el primer lugar con el segundo e incluso con el tercero. En Segunda B sí lo consiguió en las temporadas 1980-81 y 1994-95. Por el contrario, si se revisa los guarismos del curso 2013-14, que cerró con su histórico regreso a la elite el conjunto blanquiverde, éste era décimo segundo, a dos puntos del play off y tres por encima del descenso. Es decir, no cabe duda de que despedir 2015 en lo más alto de la tabla significaría un primer éxito, por mucho que fuera anecdótico, para el equipo de José Luis Oltra. Por cierto, que sería posible también si pierde siempre y cuando el Alavés no ganara su encuentro.

Etiquetas
stats