Josema sale del proyecto del Córdoba

Josema, de amarillo, en un entrenamiento del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Adiós a Josema. El central murciano se ha desvinculado del Córdoba, con el que tenía contrato en vigor hasta 2020, según ha anunciado el club blanquiverde a través de un breve comunicado. El futbolista, que fue uno de los fichajes estelares en verano de 2017, se marcha después de haber seguido una trayectoria errática en El Arcángel y con dos infructuosas cesiones en el último curso al Sochaux francés -en la primera vuelta- y el Nástic de Tarragona, en el que recaló en el mercado invernal de 2018. El Córdoba le desea “la mayor de las fortunas” en sus “nuevos retos profesionales”.

José Manuel Sánchez Guillén (Lorquí, 1996) recaló en la entidad blanquiverde durante la etapa de Carlos González en la propiedad, formando parte de un trío de operaciones que posteriormente se revelaron ruinosas tanto en lo deportivo como en lo económico: las llegadas de Josema, Jaime Romero y Jona. Pese a que ninguno tuvo impacto deportivo, sus salarios estaban entre los más altos del plantel. Ninguno pertenece ya a la entidad. Jona salió con destino al Hércules -donde ha jugado 12 partidos en Segunda B, sin marcar goles-, mientras que Jaime abandonó el Córdoba con rescisión de contrato hace unos días. La fórmula con Josema ha sido similar a la seguida con el extremo albaceteño.

En la temporada 17-18 , Josema intervino con el Córdoba en una docena de partidos -solamente uno en la segunda vuelta- en Liga, más otro en la Copa del Rey. Tras perder el sitio en el equipo y en las convocatorias, su salida se daba por hecha y se produjo con formato de préstamo al Sochaux francés, que milita en la Segunda División de su país y se reservó una opción de compra por 1’5 millones de euros que no ejecutó. En el mes de diciembre, el jugador anunció su desvinculación y el regreso a Córdoba.

Estuvo entrenando con la primera plantilla las órdenes de Curro Torres y se barajó una activación de su ficha como sub-23, algo que no fue admitido por LaLiga. Ante esa situación, el club blanquiverde pactó una cesión al Nástic de Tarragona, con el que vivió el descenso a Segunda B teniendo una actuación residual: intervino en cuatro partidos en la segunda vuelta.

Etiquetas
stats