Ilusiones renovadas desde atrás

Lance de un entrenamiento del Córdoba | MADERO CUBERO

Mientras la espera es la tónica habitual durante estos días en el plano institucional, el trabajo no cesa sobre el césped. Unos aguardan para conocer una decisión muy significativa, al tiempo que otros avanzan en una puesta a punto cargada de incertidumbre. Aún así, el proyecto del Córdoba para la temporada 2020-21 va tomando forma, pese a que las dudas son innumerables. Eso sí, la mayor parte de éstas no son consecuencia directa de los acontecimientos que suceden en El Arcángel, sino más bien de novedades que tienen que surgir desde la Real Federación Española de Fútbol. No obstante, no cabe duda que todas afectan directamente al club. Y al tiempo que sobrevuela la perplejidad sobre el futuro de la competición, la ilusión parece no dejar de crecer en la entidad blanquiverde. Prueba de ello son los más de 7.000 abonados con los que ya se cuenta, pese a no haber habido prácticamente novedades oficiales.

En efecto, hasta la fecha, únicamente se ha confirmado el fichaje de Darren Sidoel, futbolista al que los aficionados ya pudieron ver con la elástica blanquiverde en el encuentro amistoso que disputó el primer equipo ante el filial, y el cual se repetirá a lo largo de los próximos días ante la imposibilidad de enfrentarse a otros clubes por la falta de un protocolo sanitario. Pese a todo, el neerlandés dejó gratas sensaciones en sus primeros minutos -no oficiales- como cordobesista, demostrando una notable solvencia en el corte y en la salida de balón, además de una buena comunicación con el resto de sus compañeros, destacando en este caso la asociación con Javi Flores, con el que compartió juego durante la mayor parte del tiempo en el centro del campo.

Eso sí, aunque solo uno se haya hecho oficial, eso no quiere decir que el club no cuente con más fichajes. De hecho, hasta tres más se ejercitan ya a las órdenes de Juan Sabas. Estos son Manuel Farrando, Alberto Espeso y Djakaridja Traoré, éste último aún con diversas molestias físicas, quienes aterrizan en la entidad igualmente para reforzar la retaguardia. Además, todo indica que en los próximos días se unirán al grupo Samu Delgado -tal y como informó El Día de Córdoba- y Álex Robles -según adelantó Nacho Zafra-. En el caso del joven lateral, que llegaría en calidad de cedido por el Sevilla Atlético, sería además para sustituir a Iván Robles en el lateral derecho, quien saldría a su vez también a préstamo. En este sentido, la intención de la dirección deportiva es incorporar un defensa mayor de 23 años, según apunta el digital Cordobadeporte.com.

Así las cosas, con dichos movimientos quedaría prácticamente cerrada la parcela defensiva, pues Espeso, Robles, Farrando -que también puede actuar de lateral- y la incorporación prevista, se unen a Jesús Álvaro, Djetei y Xavi Molina, en un engranaje que buscará apuntalar una retaguardia y en cuya meta volverán a estar Becerra y Edu Frías, además de un tercer guardameta que alternará su trabajo con el filial. Además, los pivotes Sidoel y Traoré son refuerzos igualmente de perfil defensivo.

Por tanto, la única cara nueva, hasta hora, de corte ofensivo sería Samu Delgado, extremo que se incorpora tras finalizar su etapa en Marbella, sin tener en cuenta la renovación de Iván Navarro. Un jugador que buscará aportar experiencia en banda de ataque junto al mencionado Navarro, Carlos Valverde, Moutinho o De las Cuevas. Por tanto, la ilusión renovada del nuevo proyecto del conjunto blanquiverde ha empezado desde atrás. A partir de ahí se está edificando un plantel con intenciones ambiciosas, aunque el trabajo todavía no ha acabado. La mirada está puesta en la retaguardia, pero la dirección deportiva aún debe decidir en qué flancos refuerza la delantera o el centro del campo. Al tiempo que todo es incertidumbre en los despachos, sobre el césped reina la nueva normalidad.

Etiquetas
stats