Guardiola, la fe y los récords

Guardiola, tras marcar el 2-1 en el Sporting - Córdoba en El Molinón | LOF

Llegó sin demasiado ruido, con un pasaporte repleto de sellos -desde Jumilla a Australia- y a la sombra del nueve referencial, el hispano hondureño Jona Mejía, al que todo el mundo apuntaba como aspirante a cubrir el hueco -deportivo y sentimental- de anteriores héroes del cordobesismo. Las previsiones saltaron por los aires. Unos meses después, Sergi Guardiola es el hombre de moda en El Arcángel y en la Segunda División, una categoría en la que no había conseguido cuajar en sus anteriores experiencias. Es un diamante nacido en medio de la crisis.

En El Molinón logró marcar un gol insuficiente para la victoria de los suyos -cayeron por 3-2 frente al Sporting- pero que le sirve para grabar su nombre en la historia del Córdoba. Su gol número 12 la permite igualar la máxima cifra lograda por un futbolista blanquiverde en una primera vuelta. La marca llevaba mucho tiempo imbatida, tanto como 60 años. Araújo, en la Liga 56-57, hizo una docena de dianas durante medio campeonato de Segunda. Diecinueve partidos, en aquel entonces. Guardiola ha necesitado dos más (21). Araújo terminó aquel curso con 28 goles, una cantidad que no logró jamás ningún otro jugador del Córdoba. El único que superó la veintena al final fue Florin Andone, en la 15-16 en Segunda. El rumano hizo 21 y le valió para jugar una Eurocopa y fichar por un Primera, el Deportivo.

“Si no sirven para sumar queda un poco de mal sabor de boca”, admitió Sergi Guardiola en la zona mixta de El Molinón. Allí marcó su primer gol de 2018. En la despedida de 2017 firmó un hat-trick, el primero de su carrera. Poco a poco ha ido superando las marcas de iconos del club en una primera vuelta. Dejó atrás a Burguete (9), Manolín Cuesta (9), Pepe Díaz (9) o Florin Andone (10). El delantero, de 26 años, se juega su porvenir en esta temporada. El Córdoba apostó por él y el rendimiento ofrecido ha multiplicado su valor. Guardiola es uno de los principales activos de un club que vive momentos de zozobra en Segunda. Su posición en la tabla lanza un mensaje duro de encajar: termina la primera vuelta en plaza de descenso a Segunda B, un campeonato al que Guardiola no está dispuesto a regresar.

“Luchamos hasta el final, incluso con el 2-0 hemos creído que se podía empatar. Cuando han hecho el tercero hemos marcado el segundo y hemos tenido el empate”, expresó Guardiola, que coincidió con la impresión de Romero, su entrenador, a la hora de analizar al grupo y sus avances. “El equipo está plenamente confiado, con un sistema de juego que nos viene muy bien y en el que creemos”, manifestó. “En todo momento hemos creído que podíamos llevarnos el partido. Las sensaciones son totalmente diferentes”, aseguró el delantero.

La mejor cosecha de goles la logró Guardiola en la temporada 2014-15 actuando en las filas del Eldense, en Segunda B. Firmó 14. Todo apunta a que en este curso rebasará esos guarismos en el Córdoba, que tiene en él a su principal surtidor ofensivo: más del 40 por ciento de los goles del equipo llevan su rúbrica.

Etiquetas
stats