¡Gracias, Uli Dávila! Contigo empezó todo

Uli Dávila festeja el gol del ascenso a Primera | MADERO CUBERO
El mexicano, autor en Las Palmas del histórico gol del ascenso del Córdoba a Primera División, salvó la máxima categoría en Portugal en la penúltima jornada con el Vitoria Setúbal

"No sé qué decir, soy muy feliz...", balbuceaba sobre el césped del estadio Gran Canaria de Las Palmas un joven mexicano que llegó prestado por el Chelsea para hacer historia con el Córdoba. Ulises Alejandro Dávila Plascencia (Guadalajara, 1991) fue el autor del gol que devolvió al club blanquiverde un lugar en la elite después de 42 años de ausencia. La magnitud de su hazaña, multiplicada por el modo en que se produjo -última jugada, minuto 93 de un partido suspendido por invasión de campo-, confirió al menudo futbolista un aura de héroe para el cordobesismo. Envuelto en la bandera de su país y la blanquiverde, Uli vivió el 22 de junio de 2014 uno de los episodios más increíbles de su vida deportiva. Regresó a la ciudad, vivió como uno más los festejos del ascenso, cantó y brindó con sus compañeros, recibió los elogios de la afición... y se marchó. Nunca más volvió a Córdoba. Con el equipo de El Arcángel jugó 38 partidos y marcó 7 goles. Uno, el último, de oro. El Chelsea de Mourinho le reclamó para volverle a ceder -resulta evidente que jamás jugará en Stamford Bridge- y en la casa blanquiverde se plantearon su repesca de una manera tibia, casi como un compromiso. En el entorno de Uli aseguran que para el futbolista fue un momento duro. Su aspiración de jugar en la Primera española se disipó. ¿Qué fue de él a partir de entonces?

En su cuarta cesión desde que fichó por el club londinense (Vitesse holándes, Sabadell y Córdoba), Uli recaló el verano pasado en el Tenerife, de la Segunda División. Haber sido el verdugo de la UD Las Palmas, enemigo deportivo secular de los chicharreros, le reportó una corriente de simpatía entre la afición que se disipó pronto. El técnico, Álvaro Cervera, apenas contó con él. En diciembre le dejó fuera de las convocatorias y el presidente aireó su marcha en el mercado invernal, algo que enojó a Uli. El jugador entró en una espiral sin retorno, totalmente fuera de los planes de un Tenerife le que buscaba descaradamente un recambio. "Nunca me volvió a decir más cosas. A veces me daba 15 minutos, a veces ni me convocaba, cosas raras", explicó Uli a propósito de Cervera. La temporada 14-15 finalizó para él en España. Se fue del Tenerife con 10 partidos jugados, cinco de ellos como titular, 505 minutos y un gol anotado al Valladolid. El Chelsea le buscó otro destino: Portugal.

El 25 de enero, Uli Dávila debutó en la máxima categoría de Portugal con el Vitoria de Setúbal. El entrenador del histórico conjunto luso, Bruno Ribeiro, buscaba revulsivos para sacar del atolladero a un equipo que braceaba en la zona baja de la clasificación. El punta mexicano, por fin en una primera división de una liga europea -no la cataba desde su efímero paso por la Eredivisie holandera con el Vitesse Arnheim-, hizo lo que pudo para ayudar al Vitoria saliendo como extremo derecho y como mediocentro ofensivo. Jugó 11 partidos (416 minutos) y marcó un gol. Estuvo como titular en el encuentro clave, en la penúltima jornada. El Vitoria necesitaba ganar a toda costa en su estadio de Bonfim al Arouca y Uli estuvo en el campo durante 57 minutos. Su técnico lo sustituyó con un 2-0 favorable (el tanteo final fue de 2-1) y el objetivo en el bolsillo. En la última jornada, en campo del Sporting de Braga, no fue ya convocado.

¿Qué será de Uli? Le queda una temporada, la quinta de contrato, con un Chelsea en el que nunca llegó a jugar un solo partido oficial. Que Mourinho le incluya en sus planes es una utopía. Tendrá que afrontar otra cesión o el regreso a su país, donde mantiene un buen cartel. Allí mantienen viva la imagen de un chico que deslumbró con la selección mexicana en el Mundial Sub'20 y debutó con el Deportivo Guadalajara. Lo vendieron al Chelsea por 2 millones de euros. "He madurado mucho, físicamente también he crecido. Cuando llegué no defendía, no hacía muchas cosas. Ahora me siento mucho más armado", explicó en unas declaraciones al digital mediotiempo.com de su país. En un lugar del sur de España nunca le olvidarán. Uli hizo el gol que llevó al Córdoba a Primera.

Etiquetas
stats