González saca las cuentas en una junta muy caliente

Carlos González, en un momento de la Junta. | MADERO CUBERO
Se aprueba un presupuesto 13-14 con déficit  y se presenta uno de 28'3 millones con superávit de 5'3 en Primera | Alejandro González, hijo del presidente y dueño de la SAD, entra como nuevo consejero, mientras que su hija ejercerá de directora financiera

Hubo, como se prevía, más calor emocional que asistencia. La junta general de accionistas del Córdoba, celebrada esta mañana en El Arcángel, deparó pocas sorpresas. Se aprobó un presupuesto de 28'3 millones, explicando que en la campaña 13-14 hubo un déficit de 5'44 “debido fundamentalmente a las primas por el ascenso”, explicaron los rectores, y para la 14-15 se prevé superávit de 5'38 por los mayores ingresos en concepto de televisión y abonos. Asistieron 15 accionistas y los acuerdos se aprobaron por mayoría absoluta, ya que González posee el 98'8 por ciento del paquete mientras que el 1'2 restante se reparte.

La junta comenzó movida, pues tras la lectura del informe de la auditoría de las cuentas por parte de Javier Jiménez, vicepresidente y consejejo delegado, uno de los accionistas minoritarios, Antonio Garcés, comenzó a preguntar por la ciudad deportiva, las camisetas y sobre Luis Miguel Carrión y sus funciones. Los minoritarios llegaban con munición y la emplearon desde el arranque.

Las cuentas del ejercicio 2013-14 se aprobaron con mayoría absoluta, con un voto en contra y tres abstenciones. El déficit fue de 5.440.481,10 millones y se debe a las recompensas económicas por el ascenso, que superan los cuatro millones en la plantilla deportiva. Jiménez también explicó que sólo se decidió vender un jugador (Sebas Moyano, por 730.000 euros, a un fondo de inversión), valorando que el déficit es positivo porque “se debe a un ascenso a Primera”.

Los presupuestos 2014-15 salieron adelante con tres votos en contra y una abstención, presentando un superávit de 5.389.000. Javier Jiménez ha destacado el incremento en los ingresos por retransmisión televisiva (que este curso es de 17 millones) y por los abonos (4,5 millones). También ha aclarado que la quita del 100 por 100 de la deuda concursal no aparece en la partida porque ésta se producirá el 5 de julio, fecha que ya corresponderá con la temporada 2015-16. Cuestionado sobre el porcentaje que supone el gasto de los técnicos en la plantilla deportiva, Jiménez ha respondido que es “un 50 por ciento”. El coste de la plantilla tras el salto a Primera ha pasado de 4 a 13'1 millones de euros.

El punto del orden del día sobre el cambio del Artículo 16, que pasa a exigir 10.000 acciones (en lugar de 10) para asistir a las juntas, fue de los más polémicos. Los minoritarios han cuestionado a González por el motivo por el que insiste con esta decisión después de que en 2013 lo intentara. La modificación salió adelante, como también el cambio estatutario en el Artículo 29, que permitirá la remuneración económica a los consejeros (se aprobó con ocho votos en contra y dos abstenciones). Andrés Delgado aclaró que no se ha definido aún cuál será la cifra de remuneración. Tampoco se dio una explicación concluyente sobre una partida de unos 51.000 euros como remuneraciones por dietas, tema que sacó a relucir un accionista minoritario, Antonio Garcés, quien insistió en que se hiciera constar en acta que impugnará la aprobación de las cuentas.

En la junta se produjo el nombramiento de un nuevo consejero del club. Se trata de Alejandro Carlos González, hijo del presidente y dueño del paquete mayoritario de acciones. Fue aprobada con tres votos en contra y dos abstenciones. En este punto, el accionista minoritario José Núñez preguntó por el número de acciones que posee el nuevo consejero. El vicepresidente, Javier Jiménez, le contestó que él no tiene acciones y es consejero. El consejero Andrés Delgado ha asegurado que ni en los estatutos ni en la ley está consignado que haya que poseer acciones para serlo. También se confirmó en el transcurso de la junta que la hija del presidente ejercerá funciones de directora financiera, debido al “gran volumen de trabajo”. Durante toda la presentación de cuentas, nombramientos y las contínuas interpelaciones de los accionistas minoritarios, Carlos González se mantuvo en silencio. Sólo lo rompió al final, para desear unas felices fiestas.

Etiquetas
stats