González Calvo: “Será complicado jugar el 'play off' aunque no perdemos la esperanza”

Javier González Calvo saluda desde el palco de El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

La situación provoca finalmente una medida inicialmente descartada. El cese total de la actividad con motivo de la pandemia de Covid-19 es la razón de la decisión, que no dejó de coger por sorpresa a propios y extraños por la forma. El Córdoba informó de la presentación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) tras cerrar un acuerdo con todo su personal, tanto deportivo como no deportivo. El anuncio de la entidad se produjo el pasado jueves, sólo un día después de comunicar la donación de 50.000 euros al Ayuntamiento de Córdoba para destinar a las personas más afectadas por la emergencia sanitaria generada por el coronavirus. Fue este hecho el que quizá descolocó más allá de El Arcángel.

“El ERTE es la mejor decisión que podemos tomar”, defendió el consejero delegado de la entidad califal, Javier González Calvo. El mandatario realizó dicha afirmación en una entrevista a PTV Córdoba en la que recordó que “no hay actividad” desde el mes de marzo como consecuencia de la crisis y el estado de alarma en España. Lo cierto es que la pretensión del club de realizar el mencionado expediente levantó ciertas dudas de aspecto legal. Si los contratos de los trabajadores estaban suscritos con la anterior sociedad anónima deportiva (SAD), ¿cómo era posible que la nueva pudiera acudir a la opción facilitada por el Gobierno?

Dicha cuestión es la que planteó CORDÓPOLIS a Javier González Calvo. El rector del Córdoba resolvió la incógnita existente en algún sector del entorno blanquiverde. “Los contratos del personal no deportivo fueron subrogados, por lo que el empleador es Unión Futbolística Cordobesa (UFC). Los contratos del personal deportivo están ligados a la SAD, por lo que se cuenta con la firma de la administración judicial para la solicitud del ERTE”, explicó en este sentido. Es decir, como es lógico el consejo de la entidad tenía perfectamente medida la situación. “No obstante, cabe recordar que todos los gastos, incluyendo el pago mensual de nóminas, los afronta UFC”, quiso recordar aun así.

Una vez conocidos los detalles sobre la capacidad de maniobra del Córdoba de cara el ERTE, correspondía confirmar otro extremo. ¿Qué rebaja de gasto supone la medida? “Aproximadamente, medio millón de euros al mes”, señaló Javier González Calvo. El consejero delegado del Córdoba vino a confirmar por tanto un dato que adelantó ya el pasado jueves El Día de Córdoba en su edición digital. Por tanto, es más entendible la decisión por parte de la entidad. Sobre todo porque los nuevos ingresos no existen tras la suspensión de las competiciones tras la jornada del 7 y 8 de marzo. En relación a esta última circunstancia y a colación del mencionado expediente surgió otra duda. ¿Da el conjunto blanquiverde por perdidas las opciones de disputar play off a ocho?

No es tanto así, si bien el consejo de administración del Córdoba considera realmente difícil pugnar por el ascenso vista la postura de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). El ente mantiene su idea de realizar una fase con sólo los cuatro primeros de cada grupo de Segunda B. Cierto es, con todo, que el organismo no las tiene todas consigo tras conocer las distintas opiniones de delegaciones territoriales, clubes y jugadores. En cualquier, Javier González Calvo admitió la prudencia en este sentido. “Será complicado que se pueda jugar aunque no perdemos la esperanza y seguimos defendiendo nuestra idea de que jueguen el play off los ocho primeros, que entendemos sería lo más justo”, aseguró en palabras a CORDÓPOLIS.

“Mi opinión personal es que no se disputará la promoción. Ahora bien, en el acuerdo firmado con la plantilla se recogen las distintas condiciones”, añadió también acerca de la relación entre este asunto y el ERTE. Más allá de lo que suceda en el futuro más inmediato, otras cuestiones resultan importantes en un plazo más amplio. A medio no ha de olvidarse la especial situación que vive el Córdoba, con una venta de unidad productiva de la anterior SAD a UFC que requiere la definitiva firmeza judicial. De ello puede depender en gran medida la aprobación de la transmisión de derechos de una sociedad a otra por parte de la RFEF. Respecto de este tema, Javier González Calvo mantuvo la calma como es habitual desde el primer día.

“Confiamos en que pronto haya un pronunciamiento judicial que dé firmeza a la compraventa de la unidad productiva”, apuntó sin más el mandatario blanquiverde. Por tanto, desde el consejo de administración que dirige se mira el futuro a largo plazo con la misma perspectiva ambiciosa en la que insistió Javier González Calvo una y otra vez desde la llegada de Infinity a El Arcángel. “La perspectiva del club no ha cambiado, más allá del posible retraso que haya podido sufrir con la pandemia. Nos mantenemos firmes en nuestra idea de hacer del Córdoba un club aún más grande, basándonos en la cantera y yendo siempre de la mano de la ciudad y de la provincia”, expuso en este sentido.

Etiquetas
stats