Garnica, de la alegría al dolor

Garnica, con su guía en la salida de la final de los 1.500 en el Mundial de Atletismo Adaptado.

Su participación, pese a los avatares finales, ha sido excelente. Manuel Garnica terminó cuarto en la final de los 1.500 metros (T11) en el Campeonato del Mundo de Atletismo Adaptado, que se ha celebrado durante los últimos días en un escenario majestuoso: el Estadio Olímpico de Londres. El corredor afincado en Córdoba acreditó un tiempo de 4:19.55, acariciando al podio. El atleta lo celebró a lo grande, pero la alegría se disipó después al ser requerido por la organización. Le comunicación que quedaba descalificado. El propio Garnica lo explicó, dolorido, en sus redes sociales una vez que se confirmaron sus temores.

“Amigos, siento deciros que al final en mi prueba del 1.500 nos han descalificado... por la regla 18 2b («empujones»). En la foto resultado final salia como cuarto pero luego nos anunciaban DQ... Han sido unos momentos muy duros de reclamar ese empujón que dice el juez que ha habido”, ha explicado Garnica. “Ahora mismo pues estamos rotos... aunque contentos con lo que pudo haber sido”, admite el corredor, quien finaliza dando “las gracias a todos y todas por estar animando” y asegura que su reto es “seguir entrenando duro día a día para así conseguir el éxito”.

https://twitter.com/garnicarunner/status/888526981075279873

En la otra prueba en la que intervino, los 5.000 metros, el fondista -que es invidente parcial- logró un más que meritorio quinto puesto ante los mejores especialistas del mundo. Junto a su guía Pedro García, Garnica refrendó su buen momento de forma después de la exhaustiva preparación que siguió en la concentración con la selección española en Segovia. Garnica acreditó un crono de 16:09.28 en los 5.000, su primera final en Londres. Fue la mejor carrera de su vida, mejorando en 16 segundos su registro personal más destacado. Esa extraordinaria actuación no le sirvió para pelear por las medallas, lo que da idea del altísimo nivel de los participantes en la modalidad T11.

Garnica cerró su cuarta cita en un Mundial -dos de ellas en la modalidad de maratón- y peleó entre los mejores, aunque no logró pisar el podio. El desenlace en la segunda final, la de 1.500, resultó de lo más ingrato.

Etiquetas
stats