El Córdoba Femenino y el Pozoalbense toman ritmo

Once del Córdoba Femenino en el amistoso ante el Sevilla

En el retorno de los equipos cordobeses de Reto Iberdrola a los entrenamientos, los fichajes -muchos en ambos conjuntos- se acoplan a los automatismos de los nuevos técnicos. Las nuevas jugadoras se integran en el grupo, entrenan en grupo y, en poco, comienzan a obtener minutos de competición en las piernas. Mientras que el Pozoalbense aún no lo ha hecho, el Córdoba Femenino ya ha obtenido resultado, aunque amargo, de su primer compromiso de preparación de la temporada 2021-22.

Derbi desigual de vecinos

El conjunto blanquiverde, de la mano de Pepe Contreras, va acoplando poco a poco sus nuevas piezas en su puzle particular. Los cinco fichajes hasta la fecha ya dieron muestras de su talento en las primeras sesiones. Laura Blasco -lateral izquierdo-, Clau Blanco -lateral derecho-, Andrea Blanco -extremo-, Paula Moreno -delantera- y Arrate Juste -portera- han caído de pie en la disciplina cordobesista, aún con futbolistas que incorporar a su plantel para la próxima Reto Iberdrola. Prueba de ello ha sido el primer partido de pretemporada que han jugado en el Estadio Jesús Navas ante el Sevilla, de Liga Iberdrola, que por cierto se ha disputado sin anuncio ni información previa por parte de ambos clubes hasta media hora antes.

La desigualdad se mostró desde el inicio, con un cuadro sevillista con más intención de balón que las visitantes, dispuestas en un 4-2-3-1. La primera parte sirvió al equipo de Cristian Toro para tener las mejores ocasiones del partido y aprovecharlas. Jessica Martínez, pasado el cuarto de hora, Toni Payne y un rechace en propia puerta permitieron que se fueran 3-0 arriba en el marcador. Aun así, el Córdoba aguantó en la segunda con orden y se llevó algo de buenas sensaciones. En el duelo, por cierto, participó Wifi, ausente en las primeras semanas de entrenamiento por vacaciones. 

En Los Pedroches ya se prepara la campaña

Al contrario que sus paisanas, el Pozoalbense aún no ha visto rival en la preparación de la temporada, aunque ya empezó los primeros entrenamientos hace unos días. En una plantilla prácticamente nueva, también con la buena noticia de la renovación de la talentosa Natalia Montilla, Ariel Montenegro ya dirigió sus primeras sesiones al frente del conjunto de Pozoblanco. Ante las apreturas económicas, el objetivo primordial será salvar la categoría en un exigente Grupo Sur, que tendrá al recién descendido Santa Teresa o al filial del Betis como nuevos contrincantes. En cuanto a los partidos en sí, se espera que esta próxima semana ya empiecen a adquirir mecanismos en situación real de partido, sobre todo, por el condicionante de las novedades en plantilla.

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2021 - 05:10 h