Un verano con más carga, pero con menos dificultad

Pablo del Moral, ante ElPozo Murcia en Vista Alegre

Una nueva pretemporada en la élite de este deporte. Al margen de los problemas que está intentando resolver en cuanto a la inscripción se refiere, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se prepara para volver a los entrenamientos después de un mercado veraniego donde ha vuelto a dar un paso al frente, mejorando la plantilla con vistas a objetivos más ambiciosos en la máxima categoría del fútbol sala nacional. Sin embargo, este cambio de nivel se debe demostrar en la pista del Palacio Municipal de los Deportes de Vista Alegre y, para ello, la directiva blanquiverde ha logrado confeccionar una serie de amistosos con más carga física que en años anteriores, pero con un nivel competitivo un poco más bajo. Los chicos dirigidos por Josan González se enfrentarán contra dos rivales de Segunda División y dos veces ante un recién ascendido a Primera División -entre otros-, siendo la cita de la Copa de Andalucía el trofeo estrella del verano.

Aunque era difícil igualar la dureza de aquella preparación exprés. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad, debido a la irrupción de la Covid-19, tuvo que alterar la pretemporada de la anterior temporada, ya que algunos de esos encuentros no podían disputarse por casos positivos en los equipos contrarios o por medidas territoriales. Aun así y después de tener en cuenta todos los matices, los chicos de Josan González se midieron dos veces ante ElPozo Murcia y Viña Albali Valdepeñas, UMA Antequera y Jaén Paraíso Interior justo antes de encarar una Copa de Andalucía que finalmente levantó venciendo al equipo jienense y frente a un Real Betis Futsal que sorprendió a todo el mundo del fútbol sala español debido a su rendimiento en el curso regular. Un total de seis amistosos sin contar el torneo veraniego con una exigencia máxima y que les sirvió para amoldarse a una competición liguera que no iba a dar ni un solo respiro merced a su nuevo formato.

Además, la pretemporada del curso anterior se confeccionó de manera más rápida y sin apenas margen de maniobra para los clubes debido a que el inicio de la competición tuvo que ser atrasado gracias a la no existencia por parte de la Real Federación Española de Fútbol de un protocolo sanitario efectivo y que salvaguardase la salud de todos los integrantes de dicha competición. Aun así, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad pudo planificar una preparación con menos carga de trabajo, pero con más exigencia, aunque en la presente temporada es bien distinto. La directiva de la entidad blanquiverde tenía la intención de equilibrar esta balanza, ya que lo importante en esta época del año es que los jugadores comiencen a coger rodaje y no tanto el rival que tengan en frente.

Por ello, el club califa ha decidido que lo más relevante es que el primer equipo tenga un inicio de pretemporada un tanto más calmado e ir poco a poco subiendo el nivel, terminando con uno de los favoritos a estar entre los mejores clasificados de Primera División. Gracias a esto, los chicos dirigidos por Josan González comenzarán esta serie de amistosos midiéndose ante el Real Betis B y Unión África Ceutí -dos rivales de Segunda División-, antes de recibir a la selección de Vietnam en Vista Alegre y disputar la Copa de Andalucía. Después del torneo veraniego, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad encara la parte final de dicha preparación y se medirá doblemente ante el Manzanares, Jaén Paraíso Interior, ElPozo Murcia y Real Betis FS. Un total de ocho amistosos más la competición andaluza para llegar de la mejor forma al inicio del campeonato liguero.

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2021 - 05:30 h