Córdoba Futsal
El Córdoba Patrimonio y una bala casi decisiva

Miguelín celebrando un gol en Vista Alegre

Ganar, solo vale eso para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Y ya no es solo en su objetivo de mantener vivas las esperanzas de estar en la próxima edición de la Copa de España, algo completamente histórico para la entidad, sino también en la necesidad de no complicarse más la vida. La emoción sigue muy presente en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, una de las más igualadas que se recuerdan. De hecho, a falta de tres encuentros para cerrar la primera vuelta, solo dos equipos tienen ya el billete asegurado para el torneo nacional, aunque hay otros, como es el caso de Palma, Jaén, Inter o Valdepeñas, que están muy próximos a conseguirlo. No obstante, para el resto de contendientes, la situación sigue abierta y el abanico de opciones es total, ya que, al menos a nivel matemático, hasta el último clasificado, que es el Ribera Navarra, todavía tiene opciones de estar en dicha competición.

No obstante, la igualdad que se respira podría estar próxima a romperse. Cada vez son más los equipos que están obteniendo una brecha importante por la parte alta, aunque la clase media de la liga sigue en una situación de incertidumbre total, pues no hay ninguno que consiga dar una paso al frente y dividir al fin los dos grupos habituales, que es lo que se espera. Unos que pelearán arriba con cierta tranquilidad, y otros que tratarán de evitar la zona roja. Una situación que está más cercana conforme pasan las jornadas, y es precisamente la segunda la que desea evitar el conjunto de Josan González. Y este próximo sábado tiene una bala que puede ser casi decisiva.

El empate cosechado el pasado martes en Vista Alegre frente al Levante UD fue más amargo que dulce por todo lo que había en juego y la importancia de ganar en casa, aunque lo cierto es que sus consecuencias no han sido tan desastrosas como podrían haber sido. Es más, los cordobeses han escalado dos puestos en la tabla clasificatoria y se han alejado del descenso por un punto, además de acercarse al octavo un poco más. No obstante, su próximo rival, que podía haberse quedado un poco más descolgado, se ha unido totalmente a la pelea por la permanencia.

Con todos esos ingredientes se encara un duelo vital para las aspiraciones de los blanquiverdes, tanto por arriba como por abajo. Un triunfo podría suponer un salto muy decisivo hacia la Copa de España, mientras que una derrota auparía a los navarros y podría, dependiendo del resto de resultados, condenar a los cordobeses a la zona roja. Por tanto, el éxtasis o la desesperación en un alambre. Un partido de máxima emoción en el que, más allá de las ganas de ganar, pesará el saber ganar.

Etiquetas
stats