Fran Serrano, en el adiós: “Mi corazón siempre será blanco y verde”

Fran Serrano, el día de su debut con el primer equipo, en Primera ante el Rayo | ÁLVARO CARMONA

Todas, o casi, suelen ser complicadas. Pero algunas suponen un trance más difícil, un trago más amargo. Sobre todo cuando tienen lugar después de un largo recorrido en común. Quince años es un trayecto más que extenso, más si cabe cuando la persona en cuestión tiene sólo siete más. De ahí que su adiós sea mucho más que un abrazo en la separación. En esta ocasión la despedida corre a cargo de Fran Serrano, cuya marcha era un secreto a voces tras el final de la pasada campaña. Una circunstancia que cobró forma de realidad este viernes con un emotivo mensaje por parte del central, que a sus 22 años ha de buscar nuevo destino. El Granada puede ser su nuevo club una vez abandona el que hasta ahora fue el suyo, el Córdoba, después de tres lustros. “Mi corazón siempre será blanco y verde”, asevera el futbolista.

“Empecé a los siete años de edad en el Córdoba Club de Fútbol, en el club que me lo ha dado todo, y del cual hoy me despido tras 15 años”, indicó de primeras el zaguero en un mensaje que publicó en sus cuentas de redes sociales. “Desde pequeño sabía que quería jugar en el club de mi tierra, el club de mi ciudad y en el club donde quería disfrutar y formarme como persona. Crecí entre los campos de tierra de la Ciudad Deportiva, pasando por todas las categorías y pudiendo disputar algunos partidos con el primer equipo de mi ciudad. Jamás olvidaré ese debut en Primera”, continuó Fran Serrano. Porque, en efecto, el defensa tuvo ocasión de estrenarse con el primer cuadro califal en la máxima categoría del fútbol español.

Formado en las categorías inferiores del Córdoba, disputó los dos últimos encuentros del conjunto blanquiverde en la elite hasta hoy. José Antonio Romero le ofreció la oportunidad de jugar ante el Rayo Vallecano y en la jornada final de la temporada 2014-15 participó de inicio en Éibar. En ese momento ya era una pieza importante en un segundo equipo en el que poco a poco perdió protagonismo. El club confió en Bijimine y en la pasada campaña perdió su lugar en el once. Ahora dice adiós junto a otro canterano, José Antonio González. Y lo hace de manera especial.

“El Córdoba me ha dejado grandes amistades: compañeros y cuerpos técnicos de todas las categorías en las que he estado. Gracias a todos ellos por ayudarme y hacerme ser la persona que soy hoy en día. Os estaré eternamente agradecido”, añadió Fran Serrano, que continuó con un nuevo mensaje de gratitud. “Dar las gracias a toda la gente que ha estado en los buenos y malos momentos. Gracias Córdoba, nunca olvidaré todo lo que he vivido dentro de ti. Siempre seré un cordobesista más”, finalizó el canterano en su adiós.

Etiquetas
stats