¿Para qué va a fichar el Córdoba?

Emilio Vega, al fondo, en la ofrenda floral del Córdoba CF a San Rafael | MADERO CUBERO

Fichar en invierno. De acuerdo. ¿Para qué? El Córdoba, tras su derrota ante el Cádiz, está situado en el puesto número 16 de la tabla. A cinco puntos del play off y a tres de la zona descenso. “Estamos a tiempo de reponernos”, dijo Rodri después de la última frustración blanquiverde en El Arcángel, donde el equipo anda enredado en una dinámica perversa: solamente ha sumado un punto de los últimos quince posibles. Parece claro que unos cuantos refuerzos le vendrían de perlas al Córdoba, aunque ese discurso se oye como una cantinela en el entorno -afición, medios...- y se elude entre los muros del club. Al menos en público se mantiene un discurso ambiguo.

En sus últimas comparecencias, el accionista mayoritario y aún presidente -se irá el día 22- Carlos González ha insistido en que hará lo que los técnicos le demanden. Tanto Oltra como Carrión se han mostrado como perfectos hombres de club. Valoran a los jugadores que tienen y dejan caer que sería bueno que viniese “algo bueno”, pero sin pedir. Teniendo en cuenta que el director deportivo, Emilio Vega, se ha declarado en varias ocasiones -la última, el curso pasado- enemigo del mercado invernal, el panorama se presenta de lo más confuso. En la temporada pasada, el club realizó una única incorporación durante la apertura del plazo: llegó Eddy Silvestre, un jugador de centro del campo que tuvo un papel irrelevante. González llegó a decir que el fichaje llegó “por contentar a la afición”, ya que “parece que si no fichas no tienes aspiraciones”.

El Córdoba, que en la 15-16 hizo la mejor primera vuelta de su historia en Segunda, iba líder y confió en lo que tenía para pelear por el ascenso. Al final Llegó a duras penas al play off y terminó su periplo eliminado en la prórroga de las semifinales frente al Girona. Quedó la sensación de que con algún refuerzo más en invierno hubiera podido evitar su desplome -cinco derrotas en casa-, aunque “nadie puede garantizar que fichando vas a subir”, según resalta cada vez que tiene ocasión González. Y tiene razón. Eso es fútbol ficción. Lo que quedan son los datos. Y esos dicen que el Córdoba fue la temporada pasada uno de los equipos más goleados de Segunda División. La misma lacra que en la actual, en la que además su mejor jugador es el portero: Pawel Kieszek. Su jugador más importante en la retaguardia, Deivid, está de baja hasta la primavera tras ser operado de una lesión de cadera. ¿Hacen falta fichajes?

Si en la temporada pasada el Córdoba evitó acudir al mercado arguyendo que había que dar toda la confianza al grupo que había conseguido el liderato, en la actual la situación toma un aspecto distinto. Después de un cambio de entrenador, el Córdoba atraviesa un estado indefinible. No parece un candidato al ascenso, pero matemáticamente todo es posible. Enlazar tres victorias dispararía las opciones. Lo contrario significaría un problema feísimo. ¿Fichar para ascender? ¿Merece la pena realizar un desembolso por optar al retorno a Primera? ¿Se varía el objetivo para ir a por una permanencia más o menos holgada? ¿Para eso basta con el grupo actual? De los próximos partidos puede depender cómo focaliza el Córdoba el mercado de invierno. El sábado que viene visita el Carlos Tartiere en el último partido de 2016. Un revés ante el Oviedo podría oscurecer el panorama (o todo lo contrario). Después, ya en el nuevo año, llegará a El Arcángel el Rayo Vallecano y la primera vuelta se cerrará en el Montilivi de Girona.

El primer movimiento de despacho llegó este lunes con el anuncio de la ampliación de los contratos de Javi Galán, Esteve Monterde y Marc Vito, todos ellos habituales en el Córdoba B. Los dos primeros, que finalizaban su vínculo el próximo 30 de junio, permanecerán bajo la nómina cordobesista como profesionales hasta 2020. El interior zurdo, que en enero cumplirá 21 años, y el mediocentro, de la misma edad, fueron titulares en el último partido ante el Cádiz. Vito, portero que tenía contrato hasta 2018, está siendo uno de los destacados en el B y ha cubierto habitualmente las ausencias de Razak por los compromisos internacionales del ghanés. Esta operación se interpreta como una apuesta por el producto local con vistas al futuro. La rehabilitación del serbio Sasa Markovic, que podría estar disponible a partir de enero, será un fichaje invernal en toda regla.

Al Córdoba le quedan dos partidos oficiales en 2016: en Oviedo y en Málaga. De su desenlace dependerá el discurso oficial sobre la necesidad de fichajes y seguramente su orientación: si se busca un aumento de potencial para pelear por el ascenso o si se apuntala el bloque actual para garantizar la permanencia y estar a la que salte en la pelea por engancharse al ascenso.

Etiquetas
stats