Tras la estela de los mitos del cordobesismo

.
Florin y Fidel concentran más de la mitad de los goles del equipo y se colocan en el camino de emular a legendarias parejas de la historia blanquiverde, como Cuesta-Martínez o Burguete-Rivero

Volvieron a hacerlo en Girona. Florin Andone (Botoçani, Rumanía, 1993) y Fidel Chaves (Minas de Riotinto, Huelva, 1989) siguen empeñados en lanzar sus carreras deportivas con una aportación vital al Córdoba, que pretende regresar a Primera División después de una experiencia horrible en el curso pasado. Ambos estuvieron ahí. Ahora sus goles han elevado al conjunto de Oltra, que se ha atornillado a los puestos de ascenso -llevan nueve jornadas consecutivas- y es líder al ritmo de los tantos firmados por este dúo demoledor en ataque. Los siete goles de Florin y los seis de Fidel suponen más de la mitad de los marcados por todo el equipo (21), algo que les confiere un rango estelar.

La producción conjunta de Florin y Fidel ha activado ese proceso precioso de inmersión emocional que lleva a muchos fieles seguidores a ver en ellos, de algún modo, la representación de míticos dúos atacantes en el imaginario cordobesista.

Los años 70: de Manolín Cuesta a Burguete

Los años 70: de Manolín Cuesta a Burguete Decir Manolín Cuesta (Córdoba, 1950) es evocar el gol en blanquiverde. El presidente del Séneca CF marcó una época en el Córdoba y fue una pieza de referencia en los años 70. Formó un dúo muy competente con Cruz Carrascosa (Jaén, 1948), en la última temporada del Córdoba en Primera antes del ascenso del 2014. En la Liga 71-72, el conjunto cordobés descendió a Segunda haciendo 32 goles. De ellos, Cuesta (9) y Cruz Carrascosa (6) se repartieron casi el cincuenta por ciento. Antes de marcharse al Español, Cuesta hizo 14 goles en la campaña 73-74, que unidos a los 11 de Rafael Martínez (Córdoba, 1952) hicieron 25 sobre un total de 58 del Córdoba.

Antonio Burguete (Burjassot, 1948) dejó una profunda huella en el cordobesismo, especialmente en dos primeras temporadas de efectividad brutal en Segunda: hizo 19 goles en la 74-75 y otros tantos en la 75-76. En la primera se alió con Martínez (11) y en la segunda con el canario Rivero (Tenerife, 1949), que marcó 8. El valenciano falleció a los 66 años el 24 de junio de 2014, dos días después de que el Córdoba, el club en el que más brilló, ascendiera a Primera.

71-72 | Primera: Cuesta (9) y Cruz Carrascosa (6). Total equipo: 32. 73-74 | Segunda: Cuesta (14) y Martínez (11). Total equipo: 58. 74-75 | Segunda: Burguete (19) y Martínez (11). Total equipo: 59. 75-76 | Segunda: Burguete (19) y Rivero (8). Total equipo: 48.

Loreto & Friends: un ídolo sevillano

Loreto & Friends: un ídolo sevillano Su fichaje fue todo un bombazo en la época. José Luis Rodríguez Loreto (Sevilla, 1971) había brillado en la cantera del Betis y jugado en Primera cuando, con 22 años y un contrato espectacular, llegó como gran reclamo a un Córdoba que aspiraba a salir de la Segunda B con Rafael Gómez como presidente. Jugó 35 partidos, marcó 24 goles y lo fichó el Zaragoza para jugar en Primera División y ganar una Recopa. Cuxart (Cornellá, 1967) fue su principal compinche del área (11). En el 96 regresó al Córdoba, de nuevo a Segunda B, para sumarse a la cruzada por salir del pozo. Quince goles suyos contribuyeron al ascenso del 99, formando un dúo de gran potencia con el cordobés Alfonso Espejo (Córdoba, 1972), autor de 14. Loreto no pudo disfrutarlo. Antes de terminar la Liga había firmado un precontrato con el Cádiz y se marchó para no volver más.

93-94 | Segunda B: Loreto (24) y Cuxart (11). Total equipo: 65. 98-99 | Segunda B: Loreto (15) y Espejo (14). Total equipo: 64.

La era del 'Búfalo'

La era del 'Búfalo' En el nuevo siglo, con el Córdoba en Segunda, el club no tuvo una referencia fija y constante en el ataque. Los vaivenes en la plantilla y los nuevos usos del fútbol moderno dejaron una pasarela con figuras itinerantes. Hubo muchos fichajes, pero pocos lograron regalar a la afición momentos recordables o cifras perdurables. Aunque algunos hubo.

En la temporada 2003-04, en la que se logró salvar la categoría en el último suspiro, una pareja de extranjeros consiguió firmar más de la mitad del total de los goles del equipo. Silvio Pulpo González (Guernica, Argentina, 1980) y Nico Olivera (Montevideo, 1978) fueron los principales ejecutores en el área. El argentino marcó 11 tantos antes de irse al año siguiente al Numancia. El uruguayo, que llegaba con la vitola de estrella tras su paso por el Valencia y el Sevilla, coló 9 y uno de ellos, en la última jornada en Leganés, sirvió para sellar la permanencia.

Después del cincuentenariazo y la caída a Segunda B, el Córdoba hizo un fichaje de alto impacto: el internacional Javi Moreno (Silla, Valencia, 1974), al que apodaban El Búfalo. Fuera de forma, tardó en acoplarse. Cuando lo hizo, fue decisivo. En la 2006-07 hizo 24 goles y fue el líder de una dupla punzante con Jaime Asensio de la Fuente (Madrid, 1978). Asen firmó 13. El arsenal ofensivo era brutal en aquella formación que entrenó Escalante. Arteaga (11) y Julio Pineda (9) completaron la cifra de 57 goles entre cuatro jugadores. El Córdoba hizo 73 en total. Subió a Segunda en El Alcoraz de Huesca.

Dos parejas sobresalen en los últimos años por su relevancia en el global del equipo. En la 2009-10, con Lucas Alcaraz en el banquillo, el Córdoba firmó 40 goles en 42 partidos para salvarse en Segunda. Pepe Díaz (Almodóvar del Río, 1980), con 15, y Asen (7) acumularon 22 de ellos. Y el curso pasado, en Primera, dos jugadores descollaron en el aspecto anotador. El argelino Nabil Ghilas -ahora en el Levante- marcó 7 goles y el rumano Florin Andone, la gran revelación, hizo 5. Esa docena fue más de la mitad del pobre registro total: 22 goles en 38 jornadas.

03-04 | Segunda: Pulpo González (11) y Olivera (9). Total equipo: 37. 06-07 | Segunda B: Javi Moreno (24) y Asen (13). Total equipo: 73. 09-10 | Segunda: Pepe Díaz (15) y Asen (7). Total equipo: 40. 14-15 | Primera: Ghilas (7) y Florin (5). Total equipo: 22.

Etiquetas
stats