España quiere sentir la fuerza de Córdoba

Entrenamiento de la selección española de fútbol sala en Vista Alegre | MADERO CUBERO

Veintitrés años después, la selección española absoluta de fútbol sala jugará en Córdoba. El Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre, que albergó en 1996 un Europeo oficioso, vivirá este martes (19:00 horas) una de sus más grandes citas con un España-Hungría que forma parte del paquete de cuatro amistosos que el combinado nacional jugará en los próximo ocho días: dos contra los húngaros (Córdoba y Pozoblanco) y los otros dos ante el poderoso combinado de Brasil (Cáceres y Madrid). Será dentro dentro del arranque de la preparación de la fase clasificatoria para el Mundial de 2020, que arranca en octubre en Polonia.

Para el primer amistoso frente a Hungría aún quedan a la venta unas 600 entradas, según informaron fuentes de la Federación Española de Fútbol, mientras que para el segundo partido, este miércoles en el Pabellón Juan Sepúlveda de Pozoblanco, las localidades se agotaron hace varias semanas.

Entre los mejores jugadores del país hay un cordobés: Bebé. El jugador del Inter Movistar fue objetivo de las cámaras en la sesión de entrenamiento de España en el coliseo de Ciudad Jardín, un recinto que se ha acondicionado para acoger un evento deportivo de primera magnitud al que está desacostumbrado. Finalmente no pudo acudir Andresito, de El Pozo Murcia, que se lesionó en la última jornada. “Estuve hablando con él y es triste que se pierda por este motivo un partido tan especial”, dijo Bebé ante los periodistas después del entrenamiento de España. El ala de Osasuna Magna Eric Martel, sustituto a última hora de Andresito, se incorporó a un grupo repleto de talento. La presencia del cordobés es uno de los grandes alicientes de un partido que llega a Vista Alegre en un momento de pujanza de esta modalidad deportiva, con el Córdoba CF Futsal peleando por los puestos altos de Segunda División y soñando con alcanzar la máxima categoría.

“Córdoba y su provincia tienen gran tradición en este deporte y se merecen vivir grandes momentos”, dijo el seleccionador, Fede Vidal, que en los comienzos de su trayectoria en los banquillos tuvo un paso por el Maderas Miguel Pérez de Bujalance. “Tengo amigos aquí y para mí siempre es un orgullo venir a Córdoba”, apuntó el jerezano, que despachó sin contratiempos su primera jornada de trabajo en la cancha del pabellón cordobés.

“Espero que el público pueda disfrutar del espectáculo; nuestro objetivo es el que debe ser para una selección como España: ganar”, dejó claro en una rueda de prensa sobre la cancha. España jugará este martes un partido que, a juicio del entrenador español, servirá “para mejorar” en lo deportivo y sembrar pasión entre los amantes del fútbol sala, que “aquí son muchos”.

La lista de convocados la componen los porteros Jesús Herrero y Juanjo; los cierres Ortiz y Marc Tolrà; los ala-cierre Aicardo y Bebé; los alas Martel, Sergio Lozano, Miguelín, Adolfo, Pola y Lin; los ala-pívot Raúl Campos y Fernan, y los pívots Rafa Usín y Juan Emilio. Estos dieciséis, de no mediar lesiones, son los que también empleará en el doble amistoso ante Brasil, el próximo domingo en Cáceres y el lunes 3 de febrero en Madrid

España comienza así su carrera de fondo hasta jugar la primera fase de clasificación para el Mundial de 2020, en la que está encuadrada en el grupo A que se jugará en Zielona Gora (Polonia). En esta ciudad polaca se medirá del 22 al 27 de octubre con los anfitriones más las dos selecciones procedentes de los grupos de la ronda preliminar: la campeona del grupo D, presumiblemente Georgia o Dinamarca; y el subcampeón del grupo H, Moldavia o Finlandia.

Etiquetas
stats