Un domingo gris

Lance de un partido del Córdoba B en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

El triunfo es siempre el objetivo. En ocasiones parece sencillo, en otras supone todo un reto. Y esto último es lo que fuera para los cuatro representantes de la provincia en el Grupo X de Tercera, más claramente si cabe vistos sus resultados. Porque ninguno de ellos logra cerrar este fin de semana con la victoria y todos viven un domingo gris. Aunque las circunstancias hacen que la decimotercera jornada no acabe de manera tan negativa como pudiera entenderse a bote pronto. Si bien el Córdoba B encadena su segundo encuentro sin ganar al firmar tablas en Ceuta (1-1), mantiene el liderato. Sigue en lo más alto de la tabla gracias principalmente al empate del Algeciras en su visita al Ciudad de Lucena (1-1), que logra un valioso punto. El Puente Genil repite ese equilibrio, también a uno, ante el Xerez de nuevo cuño, rival que es quinto. Lo malo, que el tanto jerezano subiera al electrónico en el último suspiro. Así, los marcadores dejan un sabor agradable. Todo lo contrario a lo ocurrido con el Espeleño, que cae goleado ante el Arcos (0-3).

El Córdoba B, sin triunfo pero líder

Misión cumplida. Si un desafío tenía por delante hace una semana, éste era continuar al frente de la clasificación después de tres encuentros. Encaraba el Córdoba B una empinada cuesta -arriba- y consiguió superar el trance con éxito. Aunque en sus dos últimos encuentros no logró vencer. Después de ceder en Algeciras el pasado jueves, el filial cerró este domingo con un empate a uno en Ceuta. El equipo de Juan Marrero se adelantó en el marcador a los 20 minutos, de forma que parecía mantener su paso firme. Sin embargo, al inicio de la reanudación los norteafricanos igualaron el partido con el 1-1 que a la postre fue definitivo. Pese a dejar escapar dos puntos, el conjunto blanquiverde permanece a la cabeza al empatar también el Algeciras.

Empate de prestigio del Ciudad de Lucena

Una mirada dirigía el Córdoba B a la provincia desde Ceuta. En concreto atendía a lo sucedido en el Ciudad de Lucena, donde el conjunto homónimo recibía a su máximo competidor por el primer puesto. Aparecía el Algeciras en el choque después de ganar a los blanquiverdes precisamente, con el cartel de favorito. Pero los aracelitanos no estaban dispuestos a vender barata la derrota si ésta había de llegar. Todo pusieron de su parte para que no fuera así. De esta forma, lograron llevar el duelo al descanso con el empate a cero inicial en el tanteador. Tras el paso por vestuarios Diego les puso en ventaja en el minuto 50, pero el cuadro gaditano no había dicho la última palabra y equilibró el tanteador poco más de 20 después. El conjunto lucentino completó su dura cita con un punto de prestigio.

Buen punto del Puente Genil, pero…

Complicado era también el choque del Salerm Cosmetics Puente Genil, que al igual que el Córdoba B y el Ciudad de Lucena saboreó el triunfo durante bastante tiempo. En su caso de hecho lo acarició y creyó que era suyo. Y eso que en frente tuvo al que hoy por hoy es principal aspirante entrar en la zona de play off. Su adversario fue el Xerez Deportivo FC, el de nuevo cuño, que ocupaba -y ocupa- la quinta posición del Grupo X de Tercera. Ante éste los pontanos fueron capaces de cobrar ventaja en el marcador a la media hora de juego gracias a un tanto de Isco. Una renta favorable que supieron defender en todo momento, hasta que en 90 surgió la figura de Gallardo. Él fue el encargado de equilibrar la balanza y dejar a los locales sin la victoria.

La peor parte, para el Espeleño

El que ni siquiera pudo sumar fue el Atlético Espeleño, que fue el peor parado de los cuatro representantes provinciales en el Grupo X de Tercera este domingo. En esta ocasión recibía al Arcos, un rival complejo dada su situación en la tabla: vive en la zona media alta de la misma. La diferencia entre los dos equipos existente en la clasificación fue palpable en el campo. Así, el cuadro visitante se adelantó a los 30 de juego. Y con el 0-1 se llegó al descanso, un marcador que permitía a los de Espiel pensar que todavía podían dar la vuelta, o al menos empatar. Una esperanza ésta que rompió su adversario en la segunda parte con dos nuevos goles. El último de ellos, el 0-3, no lo registró el tanteador hasta el minuto 90, eso sí.

Etiquetas
stats