El Dobuss ahuyenta a sus fantasmas

Lance de un partido del Dobuss | JUAN HUERTAS

Otro paso al frente y fin a una dinámica negativa. Pudiera parecer intrascendente, pero en el subtexto anímico de las jugadores sí que puede afectar. En este caso, se trata de la mala racha que venía acumulando el Dobuss Córdoba Basket ante clubes de la provincia de Málaga. Si bien pudiera parecer una mera casualidad, dado que dichos conjuntos se han mostrado como serios candidatos al ascenso, o al menos a pelear por los puestos de arriba, el cuadro de Miguel Ángel Luque ya ha disipado ciertas dudas al superar al EBG Málaga en el Colegio Cervantes, en un encuentro que dominó prácticamente de principio a fin y que otorga a las cordobesas un nuevo pasito hacia su ambicioso objetivo.

Eso sí, tardaría en carburar el efecto del Dobuss, que no comenzó nada bien el choque. Las primeras ventajas serían para el bando visitante, que se apuntó el primer parcial por 4-11, dejando claro que no iba a regalar nada. Fue a partir de ese momento cuando las califas decidieron subir una marcha más, que se fue notando poco a poco en el electrónico. Apenas siete puntos más concedieron las locales en el resto del primer cuarto, mientras que su efectividad ofensiva se disparó hasta los 20 puntos para cerrar los primeros diez minutos de juego con dos de ventaja. No obstante, la igualdad seguía primando.

Luque era consciente de la necesidad de dar un golpe sobre la mesa en el partido, y tal que así ocurrió en el segundo periodo, en el que las cordobesas desplegaron su mejor versión tanto en ataque como en defensa. Únicamente hubo un color sobre el parqué en aquellos instantes, con Marta Martínez como principal foco de anotación. De este modo, un parcial de 23-7 decantaría el choque pues la diferencia se ha había ensanchado hasta los 18 puntos camino de vestuarios. Prácticamente insalvable.

Y efectivamente, así fue, pues la segunda mitad ofreció una inercia similar, con el Dobuss manejando a su antojo el ritmo del partido, y consiguiendo incluso aumentar su tanteo. No daban con la tecla las jugadoras malagueñas para detener la sangría califa, que seguía haciendo mella en una herida cada minuto más profunda. El acierto colectivo se hizo palpable, pues prácticamente todas las jugadoras cordobesas anotaron al menos una canasta, siendo la mencionada Marta Martínez la mejor del partido y de las suyas, con 15 puntos, 7 rebotes y 21 de valoración, para sumar una importante victoria por 79-48.

Etiquetas
stats