Doble tropiezo en Plata

Aitor Gómez, en un partido del Cajasur CBM en Fátima | ÁLEX GALLEGOS

Sin opciones de puntuar para los cordobeses en la undécima jornada de la División de Honor Plata de balonmano pues ambos cedieron de manera amplia en sus respectivos compromisos. El Cajasur Córdoba de Balonmano cayó derrotado por diez goles de diferencia en el Pabellón Deportivo Ángel Nieto frente al BM Zamora Rutas del Vino, mientras que el ARS Palma del Río encajó igualmente una dura caída en casa contra el filial del Barcelona.

Frío inicio granate al igual que hace siete días en Ciudad Real, porque en un abrir y cerrar de ojos, el Zamora ya había infligido un parcial de 3-0 de salida y el cuadro de Escribano se veía abajo desde el inicio. Las pérdidas de balón eran la tónica dominante en las filas cordobesas, algo que penalizaban los locales aplicando mucha velocidad a sus ataques.

Le costaba muchísimo entrar en juego al Cajasur y el panorama no mejoraba pues no funcionaba ni el ataque ni la defensa, concediendo situaciones cómodas de lanzamiento, que solía culminar Ramiro. A pesar de ello, Ramón Fuentes comenzó a tocar bolas y el equipo salió de su letargo. El juego entró en un periodo de igualdad, con rentas mínimas locales. Tras otro siete metros atajado por Juanan, Escribano pidió tiempo para templar ánimos de cara a la recta final de la primera mitad, con su equipo muy vivo un gol abajo. Pero la exclusión de Filipe y dos lanzamientos errados desde los extremos elevaron la desventaja cordobesa a tres (14-11). Tocaba remontada en la segunda mitad.

Sin embargo, la puesta en escena cajista volvió a ser muy negativa. Un 5-0 de parcial local en sólo tres minutos disparó al cuadro zamorano en el electrónico con un 19-11 que tuvo que parar Escribano con tiempo. El Cajasur se estaba suicidando literalmente, ya que la defensa simplemente no existía y Ramiro seguía haciendo mucho daño.

La hemorragia era ya insalvable con un 24-13 adverso en el 39, el partido estaba virtualmente acabado y al Cajasur sólo le quedaba tirar de dignidad y amor propio para que la diferencia no fuera escandalosa. El final supuso un compás de espera al bocinazo definitivo, al que se llegó con un 35-25 favorable a los de casa.

Por su parte, la salida de los azulgranas en el Pandero fue incuestionable, dominando desde el comienzo, aunque con rentas bajas. A esa mínima igualdad se agarró el ARS Palma del Río, aunque poco a poco la distancia se iba haciendo más notable. Sobre todo, teniendo en cuenta el enorme arsenal ofensivo del Barça B, en el que anotaron hasta 12 jugadores, por sólo 8 de los cordobeses. Aún así, con un salvable 14-17 se llegaría al descanso.

El punto de inflexión se produjo tras el paso por vestuarios pues los visitantes salieron decididos a cerrar el encuentro. Y así fue. Un parcial de 4-8 elevó la distancia hasta el 18-25 en apenas 10 minutos, provocando que el desenlace del encuentro no tuviese más emoción que comprobar si los locales conseguían maquillar el resultado. Pero el poderío catalán siguió siendo superior y al término del choque se llegó con un contundente 29-38.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2019 - 11:14 h
stats