Destino Málaga: un viaje envuelto en polémica

Aficionados del Córdoba en La Rosaleda, en partido de Copa de la 2016-17 | LOF

Una nueva polémica salpica al Córdoba. En este caso, afecta más bien a parte de su entorno. Todo en relación al desplazamiento masivo, de una forma u otra va a ser así, previsto para acompañar al conjunto blanquiverde el próximo sábado en Málaga. De cara al partido que el equipo de José Ramón Sandoval disputa en apenas unos días en La Rosaleda, el club obtuvo un total de 600 entradas para poner a disposición de sus aficionados. Las mismas se pusieron en venta a un precio de siete euros para los abonados, que en apenas unas horas agotaron el papel el pasado lunes. Sin embargo, de la cifra total hubo un cupo destinado a la Federación de Peñas. Precisamente esta última circunstancia, por la gestión de ese paquete destinado a dicho organismo, hizo que el viaje terminara por levantar polvareda entre distintas asociaciones.

El Córdoba obtuvo un total de 600 entradas para el choque de La Rosaleda (sábado, 18:00) después de pactar una rebaja sustancial del precio con el propio Málaga. Pero de éstas 200 fueron a manos de la Federación de Peñas para atender obligaciones de un convenio existente a nivel nacional con Aficiones Unidas, ente que engloba a todas las federaciones de España y al que pertenece el organismo mencionado. Además, en ese instante eran diversas asociaciones de aficionados las que habían proyectado y cerrado sus expediciones a la capital de la Costa del Sol.

La problemática surgió en torno a la gestión por parte de la Federación de Peñas del Córdoba de las citadas 200 entradas. Algunos colectivos integrados en la institución anunciaron, tras agotarse las localidades, la suspensión de sus viajes. El motivo, “las trabas” que ponía la Federación a la hora de repartir el papel mediante cuestionarios con campos obligatorios con datos de todos los afiliados a las peñas. Un hecho que hicieron público Frente Penitente y, sobre todo, Sentimiento Blanquiverde. Esta última peña aseguró además en un comunicado no obtener respuesta cuando lo requirió por parte de la presidenta del organismo al que pertenece, Inma Atienza. Por esta razón llegó a solicitar su dimisión.

Dada la situación, este miércoles tomó la palabra la propia Federación de Peñas del Córdoba a través de una nota de prensa en la que defendió su gestión de las entradas que le fueron puestas a su disposición. En su texto, el ente aseguró que debe contar con los datos personales de los afiliados de todas las peñas a efectos legales. Unos registros que, según apuntó en su comunicado, requiere el propio Córdoba. Así, indicó que para adquirir localidades por su parte hay que cumplir una serie de requisitos que las peñas que “han enviado comunicados no cumplen”. “Por ello no tienen razón”, añadió el ente, que además defendió la gestión de su presidenta, Inma Atienza.

El Córdoba CF muestra su postura

La entidad blanquiverde, trs la polémica suscitada, ha publicado a través de sus medios oficiales el siguiente comunicado:

Tras el malentendido generado entre abonados y peñistas por la distribución de las entradas para el partido frente al Málaga Club de Fútbol, y después de las quejas recibidas desde distintos colectivos, el Córdoba Club de Fútbol quiere aclarar lo siguiente:

1- Es el propio club quien negocia directamente con el Málaga la cesión de 600 localidades al precio único de siete euros, si bien, la entidad blanquiverde se comprometía a facilitar el mismo número de entradas, y al mismo precio, para el partido de vuelta en El Arcángel.

2- La elevada demanda de localidades para este partido obligó a la entidad cordobesista a solicitar una segunda remesa de entradas, que, pese a la buena disposición del Málaga, fue rechazada por cuestiones de seguridad.

3- Una vez que la Federación de Peñas conoce el número de entradas y el precio de aquellas localidades de las que dispone el club, decide comenzar un reparto del que la entidad cordobesista no tuvo constancia en ningún momento, exigiendo además 300 entradas para los peñistas. Ante esta situación, es el propio Córdoba CF quien contacta con la Federación de Peñas para aclarar la situación.

4-Tras las reuniones mantenidas con la propia Federación, el Córdoba Club de Fútbol cede 200 entradas a la Federación para su distribución con una única condición: solo podrían ir destinadas a los abonados del Córdoba que perteneciesen a cualquiera de sus peñas.

5- El Córdoba Club de Fútbol no solicitó ningún dato sobre los peñistas, ni la relación de estos con la Federación. Únicamente se solicitaron nombre, apellidos y DNI de quienes fuesen a utilizar las localidades porque así lo exige la Policía en cada desplazamiento a otros estadios. Si bien es cierto que en el pasado mes de junio se solicitó a la directiva de la Federación un censo actualizado de las peñas donde se hiciese constar la fecha de inicio de su actividad. El motivo no era otro que organizar una ronda de visitas con el presidente a cada una de estas peñas por riguroso orden de antigüedad.

6- Desde el Córdoba Club de Fútbol lamentamos el malestar que puede haber generado esta situación y pedimos disculpas a los abonados que no han podido conseguir entradas para este partido.

7- La entidad se compromete a organizar un encuentro entre los diferentes colectivos que se han visto afectados por esta situación para sentar las bases de un acuerdo en el que todos los abonados cordobesistas cuenten con las mismas opciones, sin distinción alguna entre ellos y con la transparencia que requiere la gestión de situaciones como la que hemos vivido estos días.

Etiquetas
stats