La desgracia de Campabadal y el asunto de las bandas

Ferrer y Campabadal durante un entrenamiento | TONI BLANCO
Ferrer sigue buscando fórmulas para dar solidez a los laterales | El defensa catalán, debut y despedida (por un mes y medio) en Almería | Gunino vuelve a estar disponible

Habrá cambios, una vez más, en la retaguardia del Córdoba. No le queda más remedio a Albert Ferrer que seguir exprimiendo las opciones con las que cuenta para fortalecer la que ha sido, por razones variadas, la zona más vulnerable de la escuadra blanquiverde en su arranque en Primera División. El caso más sangrante lo ha protagonizado Edu Campadabal, un futbolista que lleva meses viviendo situaciones de alto voltaje deportivo y emociona. Su nombre figuraba en la lista de jugadores transferibles o cedibles en la pretemporada, pero las excelentes prestaciones del ex del Wigan durante el verano -producto de un esplendor físico muy trabajado- le hicieron ganarse un sitio en la lista definitiva. El viernes pasado, por fin, le tocó debutar en Primera División. Salió como titular ante el Almería, con lo que se cumplía uno de sus desafíos personales. Fue jugador de Primera durante 68 minutos. En ese instante, miró al banquillo con más dolor en la mirada que en la pierna. Tiene una rotura fibrilar. Se estima que el periodo de baja rondará las cuatro semanas. Una pieza menos para Ferrer, que ha visto cómo han ido sufriendo percances -de consideración baja o media- en estas tres primeras jornadas otros jugadores de la misma zona como Crespo o Adrián Gunino.

En en el debut en el Bernabéu, el técnico cordobesista se decantó por colocar a Gunino en la derecha y a Crespo en la izquierda, colocando a Pinillos como interior zurdo. Para la siguiente cita, en casa ante el Celta, no pudo contar con el sevillano, que fue baja por problemas musculares. Ante los celestes, el Córdoba opuso a la pareja de laterales del ascenso: Gunino y Pinillos. La continuidad resultó imposible. Ya fuera por lesiones y/o por el irregular rendimiento ante la formación viguesa, Ferrer tiró de cambios en la tercera cita del campeonato, en Almería. El uruguayo Gunino no pudo cruzarse con su ex equipo y se cayó de la citación por baja médica; Pinillos lo hizo por decisión técnica. Y Ferrer colocó a Campabadal y Crespo en las alas de la defensa. El primero se lesionó y en su lugar salió Aleksander Pantic, un chico multiusos para la zaga, cubriendo la banda ante la ausencia de Gunino.

¿Qué ocurrirá ante el Sevilla? La acumulación de jugadores rápidos y con desborde en el conjunto hispalense hace que haya que hilar fino. Aún se recuerdan en El Arcángel los destrozos provocados por el céltico Orellana en la segunda jornada. Adrián Gunino vuelve a estar a disposición de Ferrer. El uruguayo apunta a la banda derecha, mientras que para la zurda queda una pugna entre Crespo y Pinillos. Eso parece. Salvo que detrás de las puertas cerradas de la Ciudad Deportiva se esté gestando una nueva fórmula.

Etiquetas
stats