El Deportivo Córdoba, a falta únicamente de apuntalar la plantilla

Juanma Cubero, antes de un partido en Vista Alegre | MADERO CUBERO

Es la tendencia durante este verano. Las circunstancias permiten que así sea, por otro lado. Si uno tiene tiempo extra, ¿por qué no aprovecharlo? Lo hace la gran mayoría de clubes. Algunos incluso tienen prácticamente terminadas las tareas. Si bien siempre surge una opción de dar más contenido a los deberes. Una de las entidades que tiene muy avanzado su trabajo, aun cuando todavía le resta un poco para acabarlo, es el Deportivo Córdoba. Porque el conjunto cajista tiene perfilada su plantilla de cara a la próxima temporada. Después de sellar hasta nueve renovaciones, para mantener así la mayor parte del bloque de la ya pasada campaña, ahora sólo necesita apuntalar y cerrar definitivamente el equipo que de nuevo va a dirigir Juanma Cubero.

Alejada de la pista sus jugadoras desde marzo, una vez cancelado el curso semanas después el club presidido por Pablo García se puso manos a la obra para adelantar en planificación deportiva. Cierto es que no quiso imprimir tanto ritmo como otros pero no lo es menos que supo avanzar con convicción. El Deportivo Córdoba quiere evitar que nada quede al azar. Así, inició la configuración de la plantilla para la campaña 2020-21 con el capítulo de renovaciones. En este sentido se movió rápido y bien. A las órdenes de Juanma Cubero van a continuar sus futbolistas más destacadas, como son Marixu Romero, Inma Sojo o Rocío Gracia. Aunque todas las que prolongaron su vinculación con el cuadro cajista fueron relevantes y están llamadas  serlo de nuevo. A las tres ya mencionadas se unieron la portera Ana Rodríguez, Marta García, Lau Fernández, la joven África Lozano, Miriam Fernández y Celi Calderón.

Con estas nueve piezas ya aseguradas, el conjunto cajista pretende ahora dar otros dos pasos antes de encarar el mercado. El primero es la renovación de Nuria Vizuete. La pretensión de la entidad es que la jugadora continúe la próxima temporada en Vista Alegre pero toca, como es lógico, negociación. Distinta es la situación, por ejemplo, con la portera Cristina, cuya salida se da por hecha. Por otro lado, el club baraja la promoción de una integrante del filial, figura ésta que representa una promesa por su calidad y valentía en la pista. De esta forma, se quiere repetir la fórmula que tan bien funcionara con África Lozano. La jovencísima futbolista dio el salto al primer equipo el anterior campeonato, en una Segunda femenina en la que va a continuar el Deportivo Córdoba, y dejó claro su potencial.

Una vez finalizada esta segunda fase del proceso de confección del equipo debe dar inicio la tercera y definitiva. En realidad no tienen por qué producirse unas situaciones antes que otras pero el planteamiento original es éste. Así, por último la entidad cajista va a mirar el mercado para realizar fichajes y completar su plantilla. Respecto de este asunto, el Deportivo Córdoba tiene también bastante tarea adelantada aunque todavía resta para que haya al menos un movimiento. De entrada, el club trabaja en la llegada de una portera dada la salida, más que probable, de Cristina. Con mucho tiempo por delante y bastantes deberes hechos, la tranquilidad prevalece en el cuadro cordobés, que va a aspirar de nuevo a luchar por el ascenso Primera.

Etiquetas
stats