Déficit con la zona noble

Javi Flores y Jesús Álvaro, cabizbajos tras un gol del Marbella | ÁLEX GALLEGOS

La vuelta al trabajo está próxima. Tanto que apenas un día resta para que tenga lugar. El Córdoba regresa a los entrenamientos el lunes y desde ese momento ha de pensar ya únicamente en superar al Recreativo en el primer partido del nuevo año. El triunfo en el Nuevo Colombino es el objetivo del conjunto blanquiverde, que desea convertir en anécdota la derrota ante el Marbella y además tratar de asaltar al fin el play off. En su punto de mira están precisamente las primeras cuatro plazas de la clasificación del Grupo IV de Segunda B, las mismas que se le resisten desde la tercera jornada. Para acabar con ese tránsito fuera de las posiciones de promoción tiene varios deberes por hacer el equipo de Raúl Agné y entre ellos está el refuerzo de su rol de candidato ante los que hoy por hoy lo son. Los números están ahí: no sabe ganar en sus duelos con rivales de la parte alta de la tabla.

El cuadro califal tiene un claro déficit con la zona noble después de una primera vuelta que ha de concluir precisamente tras el período vacacional. Durante este tramo de la temporada no ha sido capaz de superar a ninguno de los adversarios que están en los lugares de play off. Dos empates y dos derrotas componen el balance en este sentido de un Córdoba que, además, puede darse con un canto en los dientes. Principalmente porque los dos puntos los ha añadido a su casillero tras encuentros en los que estuvo cerca de terminar a cero. Fue en sus choque con el Yeclano (2-2) y el Badajoz (1-1). En ambos casos el técnico era Enrique Martín, en el primero el equipo llegó a perder de dos y en el segundo sufrió para igualar en El Arcángel.

Un poco mejora la estadística si el grupo de cabeza se abre hasta la sexta plaza, en la que se sitúa un San Fernando que mira al cuarto a una distancia de cuatro puntos. El cuadro azulino sí sucumbió ante el Córdoba, ya con Raúl Agné al frente (1-0) y justo después de ceder en Cartagena (2-0). De hecho, ese encuentro supuso el debut del aragonés en el banquillo. Jornadas después se produjo la ya mencionada derrota ante el Marbella (1-2). La victoria en el choque con los gaditanos ha otorgado al conjunto blanquiverde cinco puntos de quince posibles, por tanto, en sus partidos ante quienes están en esa pelea por el play off, desde dentro o desde fuera pero realmente cerca.

Pero ese registro es insuficiente, tal y como ha dictaminado también la clasificación al final de 2019. En este apartado, el Córdoba sólo ha visto empeorado su balance por el cuarto clasificado, un Yeclano que suma dos puntos. Eso sí, los murcianos todavía han de completar el ciclo ante el Badajoz. Ese duelo es uno de los dos directos que se van a disputar en la primera fecha de 2020. El otro es el que va a medir al Marbella y al San Fernando. Tal hecho es el que hace que el conjunto blanquiverde tenga un dato peor que los otros cuatro adversarios incluidos en el análisis. De entrada, el líder ya ha amarrado siete puntos de quince, que son los mismos que han acumulado el cuadro de la Costa del Sol y el gaditano. Y tienen contabilizado un choque menos, resulta más que necesario recordar.

Así, tanto marbellíes como isleños están en clara ventaja respecto del Córdoba aun cuando todavía han de completar sus series de encuentros con rivales ubicados en las seis primeras plazas. El Cartagena también gana la partida y el Badajoz puede hacerlo si se impone el Yeclano. Lo cierto es que el conjunto extremeño, con ese partido por disputarse, ya ha conseguido igualar, al menos, al equipo de Raúl Agné. Por tanto, el cuadro califal debe solventar el marcado déficit de triunfos y, por ende, puntos con que ha caminado hasta ahora en lo que se refiere a sus duelos de mayor dificultad. Sobre todo porque no sólo son los que pueden marcar la clasificación para el play off sino porque en éste se van a producir enfrentamientos de idéntica o mayor complejidad.

Etiquetas
stats