Curro Torres y Berges, sin sentimentalismos en Tenerife

Curro Torres y Rafa Berges en la presentación del técnico | MADERO CUBERO

No es uno más. En realidad, ninguno, o casi, lo es desde hace tiempo. Pero esta vez el carácter especial es mayor si cabe. El Córdoba encara un duelo trascendente, otro más, de cara a su lucha por la permanencia. Necesita el triunfo para aproximarse a la salvación o, cuando menos, impedir que la distancia con ésta crezca. También para evitar un probable cambio en el banquillo. Pero no va a ser tarea sencilla, pues visita a un Tenerife muy reforzado en el mercado de invierno que piensa en tomar impulso en la clasificación. El futuro próximo de los blanquiverdes se pone en juego, por tanto, en el Heliodoro Rodríguez López, un escenario diferente para dos protagonistas del club califal. Estos son el entrenador, Curro Torres, y el director deportivo, Rafa Berges, que guardan un estrecho vínculo con el estadio insular. Al menos en el plano emocional, pues es en dicho campo donde vivieran etapas esenciales en sus trayectorias como futbolistas. De Santa Cruz a otros retos mayores.

Los dos vislumbran el choque, que se disputa el sábado (20:00), sin sentimentalismos. Su pensamiento está puesto únicamente hoy por hoy en reconducir la situación del Córdoba. Más fuerte es ese deseo en Rafa Berges, por aquello de que es su club. Pero la visita al Tenerife no es una cualquiera para ambos. En el caso del director deportivo, porque fue ésta la entidad donde dio sus primeros pasos tras abandonar la disciplina blanquiverde. Tenía 20 años cuando firmó con el conjunto chicharrero, con el que dio el salto de Segunda B a Primera. Además, el único oro olímpico cordobés tuvo ocasión de vivir en primera persona la pérdida de dos títulos de Liga del Real Madrid en el Heliodoro Rodríguez López. Él jugó los dos encuentros finales que dejaron a los blancos sin levantar sendos trofeos.

Berges fichó por el Tenerife en verano de 1991. Fue precisamente ese curso 1991-92 el primero en que el cuadro canario arrebató el título al Real Madrid. Los blancos eran líderes en la última jornada del campeonato, pero cayeron por 3-2 ante un rival dirigido por Jorge Valdano. El argentino también estaba en el banquillo local una temporada después, cuando la historia se repitió. En la fecha definitiva de la campaña 1992-93 el conjunto insular se impuso por 2-0. Ambos partidos los disputó de principio a fin el ahora director deportivo del Córdoba. En el Heliodoro Rodríguez López intervino en más de 40 choques, entre Liga y Copa, esos dos ejercicios. Fue antes de iniciar una extensa trayectoria en el Celta de Vigo.

No menos importante, casi al revés más bien, resultó el paso de Curro Torres por el estadio al que regresa el sábado. El preparador alemán recaló en el Tenerife para la temporada 2000-01. Lo hizo en calidad de cedido por el Valencia, como le ocurrió un curso antes para vestir la elástica del Recreativo. El actual entrenador del Córdoba se encontró en el banquillo insular con Rafa Benítez, quien devolvió al equipo canario a Primera. En el ascenso tuvo su dosis de protagonismo el de Ahlen, que participó en un total de 39 encuentros de Segunda A. Su papel en el Heliodoro Rodríguez López le sirvió para hacerse al fin un sitio en el primer conjunto de la entidad che. Ayudó en este sentido que el técnico de la escuadra de Mestalla fuera precisamente Benítez.

La campaña 2001-02 fue la misma en que Curro Torres explotó en su carrera sobre el verde. Disputó más de 30 partidos en Primera y otro puñado de Copa y competición europea. El curso terminó con el título de Liga en Mestalla. Después, el preparador alemán celebró otros títulos con el conjunto che. Pero de manera más inmediata su hoja de servicios con el cuadro levantino le concedió la opción de intervenir con la selección española, con la que acudió al Mundial de Corea del Sur y Japón en 2002. El camino entre laureles arrancó de la mano de Rafa Benítez y, al igual que le sucedió a Berges aunque de otra forma, en Tenerife. Todo debe quedar en un segundo plano en apenas unos días, cuando lo realmente importante es el triunfo del Córdoba.

Etiquetas
stats