La cuenta atrás de Piovaccari

Piovaccari, en un partido de la pasada campaña en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Pocos temas hay tan claros hoy por hoy como éste. La idea existe desde mucho antes de terminar la pasada campaña. Es un pensamiento que se mantiene todavía, pero en torno al cual no se producen avances. El Córdoba quiere contar la próxima temporada con Federico Piovaccari, que, de continuar, vendría a ser además uno de los puntales del equipo. Ante su reto de luchar en el Grupo IV de Segunda B por retornar lo más rápido posible -esto es el curso venidero- el club desea tener entre sus efectivos al delantero, uno de los futbolistas más destacados de la 2018-19. Tal opción la conoce el italiano, que está dispuesto a seguir de blanquiverde pero no a esperar demasiado para concretar su futuro más inmediato. El caso es que en la actualidad, la renovación del transalpino está, como otras cuestiones, en un segundo plano en El Arcángel. La prioridad es la contratación de un entrenador. Al tiempo, es probable que otras puertas se abran para el ariete.

A pesar de a su edad -en septiembre cumple 35 años-, Piovaccari vive una etapa de brillantez en su carrera profesional. La temporada 2018-19 la cerró con 12 goles en Liga aun cuando el Córdoba acabó colista. Sus números no pasaron desapercibido y hay clubes que tienen sus ojos puestos en el delantero, como es lógico. Quizá no sea una primera opción para conjuntos de Segunda A, pero sí una buena alternativa para completar sus plantillas. De tal forma se le ve por ejemplo en el Heliodoro Rodríguez López, donde se plantea su fichaje como un buen pez al que lanzar la caña en el río revuelto de los descensos. El italiano gusta en Tenerife, tal y como apuntó días atrás el digital deportivo Eldorsal.com. Lo cierto es que el goleador termina contrato con el cuadro califal el 30 de junio y es libre de escuchar propuestas.

De hecho, esto último es lo que tiene pensado hacer en no pocos días. El club está advertido de ello incluso de manera pública, puesto que en su momento el futbolista afirmó que estaría dispuesto a seguir en El Arcángel pero no a esperar demasiado por una oferta de renovación. Precisamente este último aspecto es el que comienza a condicionar la continuidad de Piovaccari en el Córdoba, que ya desde su país -la plantilla inició sus vacaciones tras el último encuentro de Liga en Riazor- aguarda una llamada desde la Ciudad de los Califas. No parece que ésta vaya a tener lugar en breve, al menos según el orden de prioridades que por ahora tiene establecido el club que preside Jesús León. Primordial es hoy por hoy la contratación del entrenador que asuma el reto del inmediato regreso de la entidad a Segunda A.

En la elección del técnico está centrado el nuevo director deportivo blanquiverde, Alfonso Serrano. Sus opciones principales son Julián Calero y José Manuel Aira, pero no son los únicos nombres que suenan -y que maneja el vallisoletano-. Sea como fuere, este asunto es el que acapara la mayor parte de la atención del Córdoba estos días. Esto no significa que otros temas estén aparcados, tal y como se demostró con las salidas de Carrillo y Jaime Romero. En el plano de rescisiones todo avanza con cierta celeridad, es lo que espera Piovaccari en referencia a su situación en el equipo. El italiano está llamado a ser un hombre importante en el proyecto de ascenso, algo que él quiere que se materialice en forma de rúbrica en fechas próximas. Tiene ante sí la ocasión de cerrar de gran manera su trayectoria y no tiene intención de ver cómo alguna oportunidad se le pueda escapar.

Etiquetas
stats