Hasta donde el Covid-19 permitió: un buen año pese a todo

Alfonso Cabello, tras su oro absoluto de velocidad por equipos | RFECICLISMO

Pese a todo, no faltan los éxitos. Como tampoco hay exención de decepciones, si bien en esta ocasión son muchísimas menos. Tal y como sucede en cualquier ámbito de la sociedad, la pandemia de Covid-19 condiciona el desarrollo de la actividad deportiva. Más si cabe en el apartado profesional o de elite. Aun así, tanto CORDÓPOLIS como los demás medios de Córdoba despiden 2020 sin dejar de narrar cada acontecimiento. Desde el sexto título mundial en ciclismo adaptado de Alfonso Cabello hasta la cadena de suspensiones y cancelaciones de grandes eventos como el Rally Sierra Morena o la cita en la capital del World Padel Tour. El año que termina es, por si fuera poco, el del aplazamiento de los Juegos Olímpicos hasta julio de 2021. Una sucesión de muy variopintos hechos que trata de resumirse a continuación.

Alfonso Cabello, una leyenda cada vez mayor

Obligado es establecer el punto de partida en el que es, sin duda, unos de los mejores deportistas de la provincia de toda la historia. Su leyenda es cada vez mayor, de modo que comienza a ser inabarcable. Es Alfonso Cabello, que como acostumbra hace unos años ofreció una enorme alegría casi nada más arrancar 2020. Porque el rambleño se convirtió por sexta vez en campeón del mundo de ciclismo adaptado en la modalidad de C5. La victoria la alcanzó, en la prueba de velocidad en pista, el 30 de enero en la localidad canadiense de Milton. Después, la pandemia de Covid-19 le dejó sin Juegos Paralímpicos de Tokio, que se celebran el próximo año. Pero ese mal sabor de boca lo olvidó con, ojo al dato, su noveno cetro nacional, un bronce -y tercera medalla- en el Campeonato de España -de ciclistas no adaptados- y además un oro en velocidad por equipos con el Gurpea Track Team. Por si fuera poco fue nombrado Andaluz de Oro por parte de la Federación de Periodistas Deportivos de Andalucía.

Los grandes eventos deben esperar

La irrupción a nivel global del coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan hizo que la provincia, sobre todo la capital, se quedara sin la mayor parte de sus grandes eventos deportivos. El 11 de marzo se produjo una primera decisión que conllevaba el presagio de meses grises en todos los sentidos: Ciclos Cabello optaba por suspender de manera temporal la MTB Guzmán el Bueno. Precisamente ese día el Ayuntamiento de Córdoba decretó la prohibición de actividades de amplitud hasta abril. Apenas unas jornadas después el Gobierno declaró el estado de alarma. De esta forma salieron del calendario de manera inmediata o a medio plazo citas como el Rally Sierra Morena o la Subida a las Ermitas. Aunque muchos organizadores procuraron retomar cada una de las pruebas con posterioridad todas terminaron por cancelarse definitivamente. Fue lo que ocurrió también, por ejemplo, con el Córdoba Open del World Padel Tour o, por primera vez en su historia, la Media Maratón de la ciudad.

Y sin Juegos Olímpicos hasta 2021

Si relevante fue el golpe del Covid-19 a las mayores citas del deporte cordobés, más lo fue si cabe al acontecimiento más importante del mundo. Deportistas y aficionados, en cualquier disciplina, se quedaron sin Juegos Olímpicos. La pandemia consiguió lo que ni siquiera logró la Segunda Guerra Mundial excepto en 1944. Porque desde entonces, y son 86 años nada más y nada menos, no caía en suspenso el magno evento. Esta circunstancia impidió que Fátima Gálvez o Julia Figueroa pudieran competir por unas medallas -en tiro dentro de foso olímpico y judo, respectivamente- en un verano que se tornó más triste para los amantes de la enorme cita atlética. Tampoco pudieron acudir a Tokio Alfonso Cabello o el iliturgitano y cordobés de adopción Miguel Ángel Martínez Tajuelo, en sus casos a los Paralímpicos. En una actitud un tanto fuera de lugar, quiso el Comité Olímpico Internacional (COI) aguardar hasta el último momento para tomar una decisión pero finalmente no pudo evitar el aplazamiento. La capital de Japón va a ser protagonista en este aspecto a partir del próximo 23 de julio, si el coronavirus lo permite claro está.

Cara y cruz para el Cajasur Priego

Emociones muy diferentes sintieron tanto los directivos como los técnicos y jugadores del club más laureado de la provincia. Y éste es el Real Club Priego Tenis de Mesa, o Cajasur Priego más coloquial y sencillamente. La pandemia obligó a la suspensión y/o cancelación de todas las competiciones, sea cual fuere la modalidad, en relación a la temporada 2019-20. Hubo excepciones en fútbol y fútbol sala. Las circunstancias no evitaron sin embargo que la entidad presidida por Jesús Machado consiguiera su sexto título de Superdivisión. Méritos hizo de sobra para que la Real Federación Española de Tenis de Mesa (RFETM) le otorgará el cetro sin terminar el campeonato. Además, el Priego Mujer y Progreso lograba su permanencia en la máxima categoría femenina y además billete para torneo europeo. Sin embargo, meses después los dos conjuntos de la Subbética se vieron obligados a renunciar a sus intervenciones continentales por la falta de respaldo económico. Fue la cruz de la moneda.

Ascensos varios y una permanencia de oro

Precisamente la supresión de las competiciones generó incertidumbre en no pocos clubes de toda España. Ocurrió también para los representantes de la provincia a lo largo de unas semanas. Lo positivo es que (casi) todos obtuvieron el desenlace más deseado. En balonmano, el Adesal certificó su regreso a la máxima categoría nacional, en modalidad femenina, y La Fuensanta es de Liga Guerreras Iberdrola. En rugby, la felicidad fue para el Mezquita, que encontró justa recompensa y escaló al fin a Primera Andaluza. Mientras, en fútbol sala el Bujalance retornó a Segunda B, división que le corresponde como (muy mínimo). Dentro de esta disciplina, precisamente, selló una valiosa permanencia el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. La entidad presidida por José García Román garantizó su presencia un curso más en Primera de Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Para rematar, no hubo que lamentar ni un descenso debido al especial panorama.

Otra vez en EBA y con nuevo proyecto femenino

Una de las consecuencias de la supresión de competiciones es que los conjuntos de la provincia merecedores de ello hasta ese momento no pudieron luchar en N1 Nacional de baloncesto por el ascenso. Pero los clubes de la provincia hicieron realidad aquella expresión de que al mal tiempo, buena cara. Después de una temporada sin presencia en Liga EBA (masculina), Córdoba regresó a la categoría -pese a ser muy baja aún- de la mano del histórico Club Polideportivo Peñarroya. Porque la entidad minera optó por dar un paso al frente e inscribirse en dicha división, en la que actúa hoy por hoy. Y no fue ésta la única noticia importante -y agradable- en un escenario tan complejo. La capital asistió a la creación de nuevo proyecto que actualmente tiene la nomenclatura de Dobuss. El Adeba y el Maristas, las dos principales instituciones en este sentido, se unieron en un solo equipo que aspire de entrada a estar en Liga Femenina 2. Además, el UBI Concordia dio el salto, también por medida propia, a N1 Nacional.

El Córdoba como la mayor decepción

Aun con la pandemia de por medio y lo que ello significó, 2020 no fue un año negativo en términos generales para el deporte de la provincia. De hecho, fueron más alegrías que frustraciones las que se recogieron. Tanto es así que, a nivel de clubes, más allá de la imposibilidad de pugnar por el ascenso del Deportivo Córdoba desde Segunda femenina de fútbol sala y el Salerm Puente Genil desde Tercera de fútbol, apenas sí hubo decepciones. Si no es la única, casi lo fue. Lo que está claro es que la mayor fue la que tuvo lugar con el considerado conjunto más representativo de la provincia. Éste no es otro que el Córdoba, que en un año marcado por la incertidumbre institucional -y en plano judicial (y existencial)- no consiguió pelear por su regreso a Segunda A. Dos derrotas consecutivas justo antes de la paralización de toda actividad hicieron que el cuadro califal no obtuviera plaza en el play off exprés ideado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para dirimir los accesos a competición profesional. Casi de buenas a primeras, pero con justicia por lo hecho hasta el momento, los blanquiverdes tuvieron que resignarse a otra campaña en Segunda B.

Etiquetas
stats