El Córdoba pide a gritos un punta y Villa se queda afónico

El conjunto blanquiverde continúa su preparación antes del primer partido de pretemporada sin los suficientes efectivos en punta

Villa ya está afónico. El motivo, evidente. El entrenador madrileño, con un ambicioso reto por delante, el de armonizar a una pandilla que día a día intenta conocerse y entenderse dentro del terreno de juego, espera con paciencia que el club que le contrata incorpore a un punta de garantías que permita comenzar el campeonato regular.

Para ello, antes del arranque de competición, el míster cuenta con un delantero de los denominados como puros, Strahman, un jugador al que aún le falta rodaje y que recuerda a una versión aún lenta del exblanquiverde Patiño. En esas, las sesiones de entrenamiento se suceden en la Ciudad Deportiva en jornadas de mañana y tarde. Las vespertinas, con bastante mayor presencia de seguidores.

En la última, los hombres de Villa, de entre los que han vuelto a destacar chavales del filial, como mejor forma física en general, ha participado en una jornada de trabajo en la que se han vuelto a constatar evidentes síntomas de falta de gol y descordinación en la línea defensiva. Comprensible la falta de ajuste a estas alturas, el entreno también ha estado marcado por la presencia del último pasajero de la lista, Luso.

El equipo, a falta de tres jornadas para comenzar su pretemporada, tiene previsto presentar las equipaciones oficiales el próximo viernes, a pocas horas de partir hacia tierras onubenses. De otro lado, el equipo, que suma cuatro entrenamientos en los dos primeros días de la semana previa al viaje hacia Isla Canela, contempla amirorar el ritmo de entrenamientos en la jornada del miércoles, donde sólo entrena a partir de las 9.30 horas en la Ciudad Deportiva.

Etiquetas
stats