La Condomina, un territorio sin conquistar

Javi Flores durante el duelo de ida ante el UCAM Murcia

Una cima lejana. El cambio de formato propuesto por la Real Federación Española de Fútbol está siendo caótico e igualado a partes iguales. El Córdoba está en mitad de una subida a una montaña altísima y ha tenido varias ventiscas durante su trayecto. Por ello, el comandante Pablo Alfaro debe guiar a sus chicos en busca del sendero correcto. Trasladando el símil al deporte, la entidad blanquiverde, tras encajar una dura derrota ante el Yeclano Deportivo en El Arcángel (1-2), volverá a la competición regular este fin de semana en tierras murcianas. En frente estará el UCAM Murcia. Un conjunto universitario que está inmerso en una crisis deportiva después de perder tres encuentros de los últimos cuatro, cediendo, incluso, el liderato de este Grupo IV-B y viendo cómo se le ha acercado peligrosamente tanto el Córdoba como el Betis Deportivo en la clasificación. Por tanto, el partido se ha calificado por ambas partes como una verdadera final, aunque históricamente las tablas han sido las protagonistas.

El primer enfrentamiento entre UCAM Murcia y Córdoba en La Condomina se remonta a la temporada 2016-17. Una entidad blanquiverde dolida por el frustrado ascenso en Montilivi ante el Girona volvía a la Segunda División con el objetivo de ascender a la máxima categoría. Sin embargo, José Luis Oltra encabezaba por segundo año consecutivo una plantilla que había sufrido bajas muy importantes como las de Xisco, Fidel o Florin Andone. Mientras tanto, el conjunto universitario debutaba por primera vez en el fútbol profesional y en su primer partido en su feudo recibían a un club cordobés con ganas de contentar a su afición. Aun así, los chicos dirigidos por José María Salmerón estuvieron a punto de conseguir su primer triunfo en la categoría, pero Luso logró instaurar el empate final en el marcador (1-1).

Por otro lado, ambas entidades tuvieron que esperar tres años para verse por segunda vez en territorio murciano. La entidad cordobesa, tras bajar a Segunda División B y encontrarse con multitud de problemas extradeportivos, volvió a verse las caras con el UCAM Murcia en la jornada décimo tercera. Por aquel entonces, el Córdoba intentaba situarse en los puestos de play off, posición que se le resistía después del paso de Enrique Martín por el banquillo califa. De hecho, Raúl Agné sustituyó al navarro en busca de una racha positiva que finalmente no llegó en La Condomina. El conjunto local se adelantó rápidamente por medio de Higón, aunque Javi Flores se encargó de instaurar las tablas en el electrónico cinco minutos después. Sin embargo, el marcador no se movió a pesar de los intentos por parte de las dos escuadras (1-1).

Y es que este encuentro es una verdadera final tanto para Córdoba como para UCAM Murcia. De hecho, el club cordobés ha encadenado dos derrotas consecutivas en El Arcángel -ante Real Sociedad (0-2) y Yeclano Deportivo (1-2)-, por lo que deberá volver a la senda de la victoria lo más rápido posible. Asimismo, el cuadro dirigido por Pablo Alfaro ha visto cómo su férrea defensa se ha diluido con el paso de las jornadas, encajando cuatro tantos en los últimos 180 minutos. Mientras tanto, el UCAM Murcia está inmerso en una dinámica más negativa que los blanquiverdes. Los pupilos comandados por José María Salmerón han salido derrotados en tres de los últimos cuatro encuentros ligueros, llegando a perder el liderato ante un Linares Deportivo que está siendo el más regular de la competición. Por tanto, este partido será una final y donde no valdrá un empate como encuentros anteriores.

Etiquetas
Publicado el
29 de enero de 2021 - 05:45 h
stats