El Club Navial, con optimismo hacia el futuro

Un joven nadador en pleno esfuerzo | TONI BLANCO

No hay más remedio que avanzar. "Lo que me llevará al final serán mis pasos, no el camino", que decían Fito y Los Fitipaldis. En este caso, y en plena situación de pandemia, dar pasos firmes será el camino a seguir sobreviviendo en un complejo contexto. El Club Navial, un histórico de la natación cordobesa, continúa dentro de la nueva normalidad que nos ha sobrevenido sin llamar al timbre, abriendo la puerta sin llamar. Todo ha tenido que reoorganizarse, reestructurarse; a fin de cuentas, transformarse en algo nuevo, con todas las seguridades sanitarias posibles para seguir desarrollando su actividad dentro de lo que cabe. Celia García, presidenta del Navial, atiende a CORDÓPOLIS para analizar la situación de su equipo en un deporte que, aunque minoritario, ha traído grandes éxitos a nivel internacional a la ciudad.

La directiva cordobesa retrata con detalles los nuevos comienzos tras el confinamiento. "Los nadadores se encuentran muy bien después de este confinamiento. Tuvimos la mala suerte de tener a dos nadadores positivos en el club que se habían contagiado fuera de la piscina y, por prudencia, decidimos suspender los entrenamientos. Afortunadamente, se recuperaron y todo quedó en un susto, ya que todos los test que se hicieron a los nadadores del equipo dieron negativo y ya están de vuelta a los entrenamientos", explica García, que también agrega que no hubo más positivos tras la detección de esos dos anteriores y que se está siguiendo el protocolo sanitario pertinente a rajatabla.

Celia García asevera que "ahora mismo, tenemos al equipo al 100% trabajando en cada categoría y con mucha ilusión de volver a competir y probarse en las competiciones que están planteadas para esta nueva temporada". Ante los nuevos desafíos que se presentan en el horizonte de una nueva temporada, y con el historial de éxitos que tiene Navial a sus espaldas, la presidenta del club califa lo tiene claro. "Mientras no tengamos que parar por que se dé algún positivo dentro del club o tengamos que suspender entrenos por algún posible confinamiento, sólo deseamos que se lleven a cabo todas las competiciones programadas y volvamos a tener la oportunidad de competir y demostrar el club que somos", afirma con convicción.

La disposición del post-confinamiento, esencial

El Club Navial no escatimó en tiempo para la organización detallada y pormenorizada de la vuelta a las piscinas, la cual se dividió en dos fases. "Tuvimos dos fases importantes después del confinamiento: una primera, donde empezamos con todos ellos de manera progresiva en cuanto a entrenos y grupos de entrenamiento, ya que en la piscina sólo nos dejaban entrenar un nadador por calle. Tuvimos un buen pico de forma hasta finales del mes de julio, pero nos vimos obligados a parar y dar vacaciones para garantizar la salud de todos ellos. La segunda parte ha comenzado hace aproximadamente 5 semanas, que son las que llevan los nadadores entrenando. Los chicos se encuentran en un buen estado de forma y, sobre todo, de salud", explica la máxima dirigente cordobesa.

Los gastos de limpieza en Vista Alegre han corrido a cargo también del Club Navial, que se aseguró su seguridad, valga la redundancia, en las piscinas del complejo de Ciudad Jardín. Celia García, por ello, atestigua que "(Navial) ha comprado una máquina para desinfectar los espacios y, tanto en la banda horaria de mañana como la de tarde, tiene a trabajadores realizando tareas de desinfección. En Vista Alegre hay mucha falta de personal y no nos queda otra que colaborar en estas tareas. Para nosotros, lo más importante es la salud de nuestros deportistas y usuarios e invertiremos todos los medios que estén a nuestro alcance para que la piscina sea un espacio libre de Covid-19".

Hasta que se suspendió la temporada a causa del coronavirus, la temporada de invierno para el Club Navial estaba siendo victoriosa, con medallas por doquier en todas las categorías. "Fuimos campeones de Andalucía en categoría infantil y alevín, campeones de Andalucía en el Campeonato de Larga Distancia y subcampeones de Andalucía en categoría junior y absoluta. Además, contábamos con las concentraciones de Pablo Granado, Gemma Naz y Mely Ruiz con la selección española y con muchas aspiraciones de intentar meter a algún internacional en el algún campeonato continental", analiza García. Hubo triunfos, hay triunfos y habrá triunfos: esa es la filosofía de la presidenta del Club Navial, un club con solera en la capital cordobesa y más allá de sus fronteras. "Estábamos en un buen momento, pero estamos seguros que vamos a luchar por estar de nuevo arriba", sostiene sin atisbo de duda.

El conjunto cordobés no teme al futuro gracias a las ayudas del Imdeco, con el que estuvo coordinado desde primera hora para organizar la vuelta a los entrenamientos en el mes de mayo. La máxima dirigente apostilla que "fuimos uno de los primeros clubes de Andalucía en pisar la piscina y ponernos manos a la obra. Desde ese momento, la actividad no ha cesado y estamos entrenando con la "nueva normalidad" en todas las categorías". Con ilusión, seguridad sanitaria y ambición, el futuro del Club Navial promete seguir siendo brillante.

Deportes minoritarios antes y después del Covid-19

La esgrima y el "espíritu cansado" de los deportes minoritarios

La inquietud del bádminton ante un futuro incierto

El Kodokan (judo), cuna de campeones en un tiempo complejo

La dura realidad del tenis de mesa

El rugby y el "apretarse el cinturón" en tiempos de pandemia

El hockey ante la necesidad de subsistir

El béisbol, un deporte con historia en Benamejí

El boxeo, ante un asalto decisivo

El Salesianos y su voleibol de futuro

Una dura y tensa subida para las Tortugas Cojas (mountain bike)

El Club de Arqueros Córdoba-Villafranca, con esperanza en medio de la tormenta

Con ganas de volver a resurgir sobre el tapiz

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2020 - 08:10 h