Córdoba CF

El saqueo del Córdoba CF SAD según el juez (I): los contratos y préstamos anómalos

Jesús León, en una imagen reciente en la Ciudad de la Justicia

El Juzgado de Instrucción número de cinco de Córdoba se pronunció el pasado viernes mediante un auto en el que da por finalizada la instrucción que había abierta en base a la actuación del empresario montoreño durante su etapa como máximo dirigente del conjunto blanquiverde y que finalizó con la detención del mismo a finales de 2019. CORDÓPOLIS ha tenido acceso a este documento en el que el Juzgado ha desgranado todas las anomalías que el dirigente cometió como presidente del Córdoba CF SAD (CCF SAD).

El juez manda al banquillo a Jesús León por el presunto saqueo del Córdoba CF

El juez manda al banquillo a Jesús León por el presunto saqueo del Córdoba CF

De hecho, esta institución ha nombrado los contratos que el montoreño realizó bajó su sociedad Aglomerados Córdoba y el CCF SAD a pesar de que los cargos del Consejo de Administración no eran remunerados por propia disposición de los estatutos. Este primer contrato tenía como objetivo principal la prestación de servicios de asesoramiento a la dirección, de área comercial, financieros de gestión institucional, de recursos humanos y relaciones públicas con duración de un solo año, aunque renovable, por una remuneración de 484.000 euros, IVA incluido.

Aun así, no es el único contrato que existió ya que, seguidamente, se formalizó otro de servicios de apoyo a la gestión entre el CCF SAD y Grucal Properties, de la que Jesús León es propietario y administrador único. En este, que vino a sustituir al anterior un día después (este fue firmado el 26 de enero de 2018 y el anterior el 25 del mismo mes), se pactó una retribución de 500.000 euros más IVA. El Juzgado ha sido claro en este aspecto, aludiendo que “las sociedades mencionadas carecían de medios materiales y personales para el desarrollo de la actividad objeto de los contratos, sirviendo tan solo para justificar facturas a favor de estas sociedades con cargo a las cuentas del CCF SAD”.

Por otro lado, tanto Jesús León como Francisco de Paula, a través de Grucal y Aglomerados Córdoba, emitieron facturas a un CCF SAD que fue realizando los pertinentes abonos mediante transferencias. Tanto fue así que los investigados recibieron los pagos con cargo a las cuentas del CCF SAD en el periodo comprendido entre el 30 de enero de 2018 y el 30 de junio de 2019 una cifra que alcanzaba los 578.367 euros. A pesar de esto y según el auto judicial, “Jesús León ordenó asimismo la realización de dos transferencias por parte de Grucal a favor del CCF SAD, por un importe de 101.458 euros (transferencias del 25 de mayo de 2018 de 35.208 euros con un concepto de 'devolución de aportación' sin que tal aportación se hubiese realizado, y otra de 66.200 euros)”.

Unos préstamos anómalos a favor de Grucal Infraestructuras

Cuatro fueron los préstamos que realizó el CCF SAD a Grucal Infraestructuras según el auto del Juzgado de Instrucción número cinco de Córdoba, “a pesar de que la situación del club era mala, incluso con pérdidas, según se recogía en las cuentas anuales”. En primera instancia y mediante un contrato privado de préstamo del 7 de junio de 2018, la empresa Grucal, representada por Francisco López, y el CCF SAD entregó a dicha institución privada la cantidad de 160.000 euros con un interés del 3% anual con un plazo máximo de cuatro meses, tónica que se repitió en los siguientes.

Mediante un nuevo contrato firmado el 5 de julio de 2018, el CCF SAD entregó a Grucal Infraestructuras 70.000 euros, al igual que el 19 de octubre, pero, esta vez, con una cifra que alcanzaba los 180.000 euros. El propio auto admite que “sin que por parte de Grucal Infraestructuras se haya devuelto cantidad alguna ni de capital ni de intereses” de este último préstamo.

Aun así, también hubo un cuarto préstamo el 8 de agosto de 2018, aunque este sin soporte documental alguno, de una montante económico de 150.000 euros que fue ingresado a una cuenta de Grucal Properties, aunque, en esta ocasión, se devolvió la cantidad de 123.400 euros, aunque con la falta de esos 26.600 euros.

Incidiendo en esta misma problemática, el Juzgado ha explicado que, por consiguiente, “se produjo una merma en las cuentas del CCF SAD de 206.600 euros, cantidad es que Jesús León y Francisco López incorporaron ilícitamente a su patrimonio”. Sin embargo, esto no queda aquí, ya que el 19 de febrero de 2019 se transfirieron 12.000 euros que nunca fueron devueltos, mientras que el 8 de agosto de 2018 volvieron a transferir 150.000 euros de los cuales tan solo fueron devueltos 96.988 euros, por lo que hubo una compensación de deudas, “incorporando el resto a su patrimonio y enriqueciéndose con ello”.

Etiquetas
stats