Pablo Alfaro, ya sin intocables en su once

Mario Ortiz, durante un encuentro con el Córdoba en El Arcángel.

Hasta ahora, era como si de un miembro del grupo de Elliot Ness se tratara. Sin embargo, ya no forma parte de la banda. Todos han pasado por el banquillo antes de empezar un encuentro en lo que llevamos de temporada. El último, el que menos se esperaba que apareciera por la banca con su peto de suplente, fue Mario Ortiz. El mediocampista santanderino comenzó viendo el choque desde fuera por primera vez en la temporada, ya que asumió el rol de imprescindible tanto con Juan Sabas como con Pablo Alfaro, con quien también ha sido fijo. Aun así, la ausencia de Alberto Del Moral por sanción pudo provocar que el cántabro no fuera de la partida y Alfaro optara por un centro del campo más conservador con Xavi Molina y Djak Traoré.

El '16' cordobesista había iniciado los encuentros hasta en 17 ocasiones en esta campaña tras su llegada en verano a la disciplina blanquiverde. Esos 17 partidos que había jugado hasta el del pasado domingo ante el Linares, a pesar de que no en todos jugó los 90 minutos, fue la única certeza del Córdoba en un mar de dudas con Sabas y la última mala dinámica con Alfaro. De hecho, el ex del Racing de Santander disputó hasta los 3 partidos de Copa del Rey ante Albacete Balompié, Getafe CF y Real Sociedad y, además, es el futbolistas cordobesista con más minutos en la temporada: 1.492, seguido por Djetei (1.216) y Del Moral (1.196). A pesar de que en algún momento se pudiera barajar su suplencia para darle descanso, el caso es que Mario Ortiz fue el pan de cada día tanto para Alfaro como con Sabas, con quien marcó un tanto en la visita del Córdoba al Yeclano Deportivo (1-3).

Entonces llegó el día del Linares Deportivo en El Arcángel. El cuadro cordobés acudía a la cita sin uno de sus baluartes, Alberto del Moral, que fue expulsado en la derrota ante el Sevilla Atlético (1-0). De esta manera, Pablo Alfaro quiso asegurarse en la retaguardia y dar el protagonismo del balón a su rival, por lo que colocó un doble pivote con Xavi Molina y Djak Traoré para reforzar el centro y dar protagonismo a las bandas con Nahuel Arroyo y Ródenas, con la posterior entrada de Moussa Sidibé. Como consecuencia, Mario Ortiz dejó de ser intocable en aras de tener un centro del campo más fuerte y con menos toque de balón para secar las acometidas del Linares Deportivo, con Fran Lara, Carnicer y compañía.

Así, sólo el encuentro contra el Real Murcia de la semana que viene podrá mostrar si lo de Ortiz es simplemente una herramienta más sujeta a la forma de juego del rival o, por el contrario, su suplencia se extiende a lo largo de la primera fase, de la que quedan tres partidos. En cualquier caso, tras el paso por el banquillo del cántabro, dejó de haber intocables en el Córdoba CF, más allá de Alberto del Moral, que se perdió un partido por decisión técnica a principios de campaña y otros dos por sendas expulsiones. Para el encuentro ante el Real Murcia, con matices distintos a los del Linares Deportivo, Pablo Alfaro podrá contar con el toledano y le asaltarán las dudas en cuanto a los otros dos componentes del tercio central: Javi Flores, De las Cuevas, Traoré, Mario Ortiz o cualquier combinación de ambos. Ahí estará la terna.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
23 de febrero de 2021 - 13:44 h
stats