Entrevista

González Calvo: “El descanso en Mérida ha sido el mejor momento desde que estoy aquí”

Entrevista a Javier González Calvo

Hace días que el Córdoba CF puso punto final a la temporada 2021-22, con todos los retos cumplidos y con la sensación de haber revertido definitivamente el trágico rumbo que había tomado la entidad hace no mucho. Un título de Copa RFEF, un ascenso con dominio absoluto y una afición entregada, han sido las principales recompensas que se ha llevado el equipo de esta campaña. Sin duda, todo ello ha desatado una enorme ilusión, y precisamente eso es de lo que habla Javier González Calvo en una entrevista con CORDÓPOLIS. El presidente del conjunto blanquiverde repasa todo lo que ha sucedido durante el presente año para el club, que no ha sido poco, además de admitir que el objetivo ineludible es seguir creciendo como equipo y entidad.

PREGUNTA. Han pasado ya unos días desde que terminó la temporada, ¿has tenido tiempo para analizar tranquilamente todo lo que ha sucedido este año?

RESPUESTA. Sí, sí. Lo he podido analizar. Ya hace semanas y, gracias a Dios, pudimos ascender pronto. Para algunos, incluso para mí, se nos hizo eterno, porque llevábamos tiempo sabiendo que podíamos ascender, pero parecía que no llegaba el fin de semana y tuvimos tres pero, al final, llegó en Mérida. En mi tierra, además. Sí he tenido tiempo, pero no solo de analizar lo que se ha dado esta temporada, sino cómo ha sido todo el tiempo desde que entramos aquí. Al final, es la vida misma. Desde lo que cuesta tener algo, entrar o hacer una operación como la que hicimos, con momentos muy difíciles, muy complicados, como fue el año pasado, y lo bueno de la vida, que son las alegrías que nos hemos podido llevar este año, y no solo para nosotros, sino que una ciudad entera, una afición como Córdoba y su provincia, estén disfrutando de las mismas alegrías que los que estamos aquí.

Es verdad que todavía estamos en una categoría que se le queda pequeña a este club, pero, al final, es la que mereció por sus resultados deportivos. Pero, al final, en la vida hay muy pocas cosas que disfrutar, que es lo que, después de tanto pensamiento durante el año, que estás pensando si celebrar un ascenso de Segunda RFEF a Primera RFEF, y yo creo que hay pocas cosas que celebrar, y decidí en su momento que hay que celebrarlo con nuestra gente. Sufres mucho, pero alegrías vienen muy pocas veces. Seguramente, si seguimos ascendiendo, podemos hacerlo dos veces más. Puede haber dos fiestas de ascenso más y, por tanto, que hayamos celebrado ésta yo creo que tocaba, y el cordobesismo se lo merece.

P. De todos los escenarios posibles que podrían estar en el imaginario vuestro de cómo podía darse el ascenso, ¿alguno se acerca a cómo se produjo?

R. Fue algo muy natural, porque nos veníamos preparando para ello desde hace tiempo. Además, como sabéis, estamos intentando que el club se integre en toda la ciudad, en todos los ámbitos de la misma, e intentas que esa celebración se pudiera compartir. En privado algunas veces lo he dicho, y os lo voy a decir a vosotros públicamente, por qué se hizo esa celebración en la cual no hubo escenario ni nada. Era lo que teníamos previsto, para que los jugadores y cuerpo técnico se mezclaran con los aficionados que son, al final, a quienes le dedicamos el tiempo de trabajo y los triunfos. Considerábamos que, después de tanto tiempo, el aficionado del Córdoba tenia que disfrutar, pero tenía que disfrutar tocándolo. Es lo que creo que hemos intentando durante todo este año, que la gente vea que este es su equipo, que ellos son muy importantes y, por lo tanto, que vea que lo queremos celebrar con ellos.

Pero bueno, por mucho que tú pienses cuando empezó la temporada, que esto es el Córdoba, que estábamos en Segunda RFEF y que las cosas se deberían dar bien, nunca piensas que se van a dar tan bien como se han dado. No solo por los puntos que se han conseguido y que se ha logrado con anterioridad, sino por todas las cosas que se han compartido con la gente durante este año, celebrando la manera en la que el equipo jugaba, cómo rendía, cómo se integraba con su gente y, al final, a la gente que dirigimos nos da mucha más satisfacción y sabiendo, además, de donde venimos.

P. Una de las piezas fundamentales en ese rendimiento, sin duda, es Germán Crespo. Quizá cuando se tomó la decisión de subirle desde el filial en el aficionado podía haber un poco de dudas, porque a lo mejor no tenía el cartel que pudiera imaginarse, pero todo eso ya se ha disipado completamente. La ratificación es absoluta.

R. Pues sí, así es. Todos sabíamos lo que era Germán, el fútbol que hacía, para bien o para mal, pero este fútbol gustaba en Córdoba y, además, tanto para él como para nosotros era una apuesta complicada. Él podría haber ido a otro sitio pero decidió esperar al Córdoba. Y sabíamos cómo es, es un valiente y quiso participar en el proyecto desde el principio. Si la experiencia algo me dice, por lo que llevo aquí en Córdoba y por el tiempo que me tiré estudiando al Córdoba antes de entrar aquí, aquí siempre ha habido muchos nombres y las cosas normalmente no han ido bien. También nosotros trajimos nombres. Cuando entramos había un gran entrenador como es Raúl Agné, que no funcionó, pero fíjate la temporada que está haciendo con el Nástic. Después trajimos a Sabas que venía de un ascenso muy meritorio, y después a Pablo Alfaro, que eran nombres importantes para la categoría. Y aquello no funcionó. Sin embargo, confiando en una persona que conocía muy bien lo que era este tipo de fútbol, no te voy a decir de barrio, pero sí de provincia. Que conocía los sitios donde nos íbamos a jugar los cuartos, y mira, fue una apuesta acertada, lo mismo que en otro momento quizá no hubiera salido bien.

Nosotros creíamos que así iba a ser y la verdad que el rendimiento ha sido absoluto. Y Germán, ya no es solo el fútbol que ha practicado, sino lo que ha hecho dentro de un vestuario donde habiendo gente muy joven y muy veterana, ha conseguido que todos sean una piña y todos han remado en la misma línea.

P. Haciendo repaso del tiempo que lleva la propiedad y vosotros como gestores. Ya hemos hecho repaso deportivo, al principio con sinsabores y ahora ya recogiendo frutos, en lo institucional, ¿qué valoración sacas o cómo ha sido la evolución?

R. No puedo decir otra cosa que dar las gracias a todas las instituciones de Córdoba, porque desde un principio, una institución que estaba prácticamente muerta y a la que nadie quería arrimarse como es el Córdoba, a nosotros nos abrieron la puerta desde el principio. Es cierto que también tenemos consejeros aquí en Córdoba, que es gente muy reputada en la ciudad y por eso también lo tuvimos más fácil. A día de hoy trabajamos de la mano de todos ellos, nos tienen en cuenta para cualquier cosa, tanto Ayuntamiento, Diputación, Cabildo, todos. Y ya las empresas ni te cuento. Al principio era muy difícil pedir un patrocinio porque nadie se fiaba de lo que estaba pasando aquí, pero hoy son las empresas las que llaman para ver cómo pueden colaborar. Y a mí a titulo personal me han tratado excelentemente y, por lo tanto, me han hecho que mi trabajo lo pueda hacer mucho más fácil.

P. En tu caso, como máximo responsable, ¿qué es lo que más ha costado sacar adelante o lo que más está costando?

R. Te mentiría si no te dijera que siempre lo más difícil es el fútbol. El primer equipo. La cantera siempre tienes más tiempo para trabajar en ella, pero el primer equipo del Córdoba siempre se va a exigir el máximo cuando entras, da igual que lleves un mes que diez años. Eso siempre es lo más difícil. Luego el resto, gracias a la propiedad que nos respaldó y nos ha dejado trabajar tranquilos, pues no ha sido un jardín de rosas, pero sí ha sido bastante plácido trabajar en ello. Es cierto que ha sido convulso por lo que pasó el año pasado en cuanto al primer equipo, pero también por el trabajo que se venía haciendo durante estos tiempos de puertas hacia dentro, los resultados de este primer equipo este año, no el 100% por esto, porque luego tienen que ver los jugadores y cuerpo técnico, pero gran parte viene por la estabilidad que tiene el club y por los medios tanto personales como técnicos.

Eso ha sido una labor complicada, pero, con la tranquilidad y el respaldo con el que hemos trabajado, se nos ha hecho un poco más fácil y poder poner el resto de los medios para el primer equipo. Y ya te digo, en el mundo del fútbol te pueden decir que lo más complicado es la gestión y tal, pero al final siempre son los resultados del primer equipo.

P. Y hablando de la propiedad, se ha cumplido el objetivo de este año, ¿qué os dicen desde Baréin y, sobre todo, qué os demandan?

R. Ellos están contentos. Se pegaron un palo muy grande el año pasado, igual que todos nosotros. Todo el mundo tiene sus ganas de hacer algo en la vida, y el año pasado era palo tras palo y no había manera, aunque intentaras pararlo no había manera. Ellos también, en la parte que les correspondía, que era la económica, pusieron todo lo que hubo en sus manos para sacarlo adelante, y no fuimos capaces de hacerlo.

Ahora te piden, ya que el equipo está totalmente estabilizado, está compensado el club en todas sus áreas, pues que evolucionen, tanto en la parte más administrativa y de búsqueda de negocio, que ellos también son especialistas, y luego en la parte económica, respaldando todo tipo de decisiones que se tomen. Ellos nos piden crecer. No vamos a crecer de una manera rápida, porque, al final, los crecimientos muy rápidos hay que tener cuidado porque te la pegas más rápido, entonces vamos a hacer un trabajo más tranquilo, más calmado, poniendo los recursos necesarios, pero tampoco haciendo unos despilfarros para decir: vamos a poner este equipo en Primera este no, el siguiente, porque tienes que pasar por Segunda. No, vamos a ir con tranquilidad. Las cosas llegarán en su momento. El trabajo que se hace es para llegar al fútbol profesional.

P. Y para ti, a nivel personal, puede ser anecdótico, pero hemos visto recientemente un artículo de L'Equipe donde se ve el escudo del Córdoba CF con esos transatlánticos.

R. Para mí, personalmente, estar aquí no es fácil. Compaginar tu vida personal con tu vida profesional, recordad que yo no me dedico simplemente a esto, también tengo un despacho. Al principio me costó un poco porque abarcaba toda mi vida. Ahora sigue siendo un parte importante de mi vida, pero un poco más tranquilo, y puedo dedicarme también a otras cosas.

Pero, al final, todo esto que ha salido en las noticias esta semana, siempre llena de alegría, y aquello que nosotros internamente conocemos, porque sabemos quienes son los propietarios de esto, pues que también públicamente lo vea el resto, pues te alegra, porque hay veces que no puedes contar ciertas cosas porque tienes confidencialidad. Yo creo que, aquí, cuando verdaderamente veremos a esta propiedad es cuando lleguemos un poquito más alto, hasta los límites a donde se puede llegar. Pero que te comparen con el París Saint Germain, el Newcastle y el Manchester City no está mal (risas). Recordad que hemos jugado en Segunda RFEF, con todo el respeto del mundo, contra el Panadería Pulido, el Vélez, Antequera, y nos están comparando con estos equipos.

P. ¿Si tienes que quedarte con un momento de este año?

R. El descanso en Mérida, porque fue el descanso.

P. Literalmente.

R. Sí, fue (hace una pausa)…Ya. Es difícil. A las personas que estamos aquí en el día a día, que sabemos lo que ha pasado, lo del año pasado que fue muy duro, llegar ese momento, porque en esto del fútbol nunca las tienes todas contigo. Ese descanso que, no había terminado todavía el partido del Cacereño, pero le metieron el segundo gol, fue el descanso. Me quedo con ese momento.

Luego en las celebraciones nos lo hemos pasado todos muy bien. La Copa Federación también fue un momento de alegría muy grande, el partido del Sevilla también fue muy emocionante, porque ves a tu equipo competir con un equipo de primer nivel, y una afición disfrutando. Cada vez que voy por Córdoba, que me trata muy bien la gente, son momentos muy buenos, pero al final, en lo que es lo profesional, ese día en Mérida ha sido mi momento desde que estoy aquí.

P. Ya se ha iniciado la campaña de abonados y se han superado los 2.000, ¿qué valoración sacas de esa ilusión que se ha despertado y de esa exigencia también?

R. Yo creo que llevamos todo el tiempo así. Nosotros no teníamos necesidad de abrir una campaña de abonados en estas fechas, pero nuestros abonados lo pedían. Estábamos en disposición de poder hacer, y por qué no. Ha sido la primera vez que un club, no te voy a decir de esta división, sino que yo creo a nivel nacional, saca unos abonos antes de que termine la campaña. Ahora mismo en estas fechas tampoco ha terminado la campaña en nuestra categoría. Siguen compitiendo a ver quién logra los ascensos en el play off. Y sin embargo, nosotros ya partimos con la ventaja de que tenemos 2.000 abonados.

Yo creo que esta semana se parará un poco por la Feria, pero a partir de la siguiente, yo creo que el número que dimos en rueda de prensa, se me antoja, incluso, un poco corto. También con los precios que hemos puesto de los abonos, que yo los considero bastante moderados, y con el tiempo todavía que queda para empezar la campaña, iremos a un número importante. Esto es Córdoba y van a venir a competir muy buenos equipos el año que viene, pero con el campo lleno o semilleno, esto empuja mucho y nos ayudará a conseguir buena parte de los retos que nos propongamos.

P. De cara al año que viene, ya hay una base confirmada en la plantilla. ¿Dónde crees que debe apuntalarse en este mercado para ese salto de categoría?

R. Si yo me meto a hablar de fútbol, que seguramente sea el más loco del fútbol de los que hay aquí, incluso por encima de nuestra dirección deportiva. El míster es como yo, también ve mucho fútbol. Me encanta. Y al final, al equipo lo vas a tener que reforzar en casi todas las posiciones si quieres llegar y cumplir los objetivos que nos marquemos, que no es otro que poder competir por ascender este mismo año, que no es lo mismo que decir: vamos a ir a ascender, y lo vamos a conseguir. No, vamos a hacer un equipo competitivo para eso, y creo que la base que tiene la evolucionas con jugadores que puedan rendir y que conozcan la categoría desde el primer momento que lleguen aquí, y yo creo que vamos a tener que firmar en casi todas las posiciones. Portería seguramente no, pero el resto de posiciones habrá que reforzarlas.

P. Y de renovaciones, ¿se espera alguna novedad próximamente?

R. Yo creo que de renovaciones estáis todos esperando una, el resto están todos renovados automáticamente, pero creo que solo estáis esperando una, y no tardaremos mucho en hacerlo.

P. Aquí ha terminado ya la temporada, pero hay otro club que sigue jugándose algo muy importante, como es el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, y con el que el vínculo es muy estrecho.

R. Para nosotros, el Córdoba Futsal es como si fuera el Córdoba. Lleva nuestros colores, nuestro escudo, colaboramos con ellos. José (García Román), este despacho que está aquí a mi izquierda, es el suyo. Estamos todo el día juntos. Por circunstancias son propiedades diferentes, pero trabajamos mucho de la mano, y estamos trabajando para la próxima temporada, en las camisetas y demás. Yo hago un llamamiento para que vayan y apoyen el fútbol sala, este año ha bajado el número de espectadores, pero en nuestros abonos ya hemos puesto que tengan un descuento en el abono del fútbol sala, que está jugando en la mejor liga del mundo. Por lo tanto, a ver si lo apoyamos y entre todos podemos tener un Córdoba Futsal luchando el año que viene por los puestos de play off. O fíjate quien ha ganado la Copa del Rey, que era algo impensable, y si nos hubiéramos clasificado nosotros, pues igual habríamos ganado y habrían conseguido su primer título a estos niveles.

Yo creo que el trabajo que se está haciendo por parte del futsal es inmejorable. José, más Rafa, más las personas que están dentro, se desviven por él, y tiene mucho mérito que el Córdoba Futsal esté luchando por lo que lucha a diario, ya no solo en el primer equipo, sino también todo lo que tienen por debajo, que lo están haciendo francamente bien.

P. Y después de donde se ha puesto el listón y la ilusión, ¿qué podemos esperar del Córdoba CF el año que viene?

R. Yo creo que seguir disfrutando, y que pueda competir y que veamos el campo ello, eso es porque irán las cosas bien. Vamos a entrar en una competición nueva, superior a la que hemos jugado, en el fútbol nadie suele tener paciencia, pero yo la pido, porque este equipo ha dado mucho. Este equipo, bien puesto y trayendo a jugadores que puedan aportar algo más de los que ya tenemos, va a competir muy bien. Pero tiene que empezar la temporada y ver cómo funciona.

Nosotros vamos a poner todos los medios para que la gente, igual que se ha identificado este año, se siga identificando con su equipo, no solo en lo deportivo, sino que en cualquier acto que haya en Córdoba aparezca el Córdoba CF y se diga y señale: mira, ahí está mi equipo. Y eso es lo más bonito para los que dirigimos un club de fútbol y, sobre todo, este Córdoba que... hay una frase que te dicen todos, que es: ¿cómo está mi Córdoba? Y eso es algo muy bonito y es para lo que trabajas en el día a día. 

Etiquetas
stats