El exblanquiverde Quintanilla, crítico con la Primera RFEF

Álex Quintanilla, en un partido en El Arcángel

Hay pocos futbolistas (y deportistas en general) que, en activo, decidan mostrar abiertamente opiniones críticas ante diversos temas, principalmente por temor a que ello afecte de manera perjudicial a sus trayectorias. Y menos aún, si esa crítica va dirigida al sector en el que trabajan. Sin embargo, el que no ha dudado en expresar una profunda reflexión sobre un aspecto del fútbol es Álex Quintanilla. El que fuera jugar del Córdoba CF durante las temporadas 2017-18 y 2018-19, siendo uno de los artífices de aquella histórica permanencia en Segunda División, milita actualmente en las filas del Nástic, el cual cayó eliminado este fin de semana ante el Villarreal B en su pelea por ascender a la categoría de plata. En este sentido, el zaguero bilbaíno no dudó en mostrar su opción sobre la organización de la tercera categoría por parte de la Real Federación Española de Fútbol, división que compartirá el próximo curso precisamente con la escuadra cordobesista. Así, a través de su cuenta personal de Twitter, el jugador fue publicando una serie de mensajes dirigidos “desde el máximo respeto a las personas que trabajan en la competición” para que éstos puedan servir como “crítica constructiva”.

En primer lugar, el futbolista de 31 años quiso alabar la reestructuración de la categoría que se produjo el pasado año, y que propició la división de la antigua Segunda B entre la Segunda y la Primera RFEF. Una fórmula que, en su opinión, es “atractiva y deportivamente ha adquirido un nivel muy superior”, aunque la Federación “no ha sido capaz de hacerla viable económicamente y de rentabilizar el producto”. De hecho, uno de los grandes problemas con los que ha convivido la categoría durante este curso es con la plataforma que retransmite los encuentros. En un principio estaba previsto que fuera Footters, quien poseía la licencia para emitirlos tras su acuerdo alcanzado con Fuchs Sport, licenciataria de los derechos. Sin embargo, han sido muchos los problemas que ha habido durante el curso, con multitud de choques que no han podido verse. En este sentido, la última compañía citada anunció hace unas semanas que GoandGotv será la encargada de retransmitir los encuentros la próxima campaña.

Igualmente, Quintanilla criticó que se vendieran los derechos televisivos “a una semana de empezar la liga” y a una plataforma “sin capacidad ni garantía de calidad mínima de emisión y a un precio ínfimo”, lo cual ha repercutido en la calidad de la emisión. Con todo, subraya que ahora “la RFEF dispone de un Mundial previo al inicio de la Primera RFE para vincular patrocinios de la selección a su primera categoría”. Entre otros aspectos, también se refirió a la organización del torneo, lamentando que se sacaran “el calendario y horarios con cadencia de tres semanas”, además de lanzar otro dardo al trabajo realizado en redes sociales, donde “no genera apenas contenido”, pese a contar con mucho potencial entre los equipos, ya que este curso ha habido clubes con mucha historia como el Racing de Santander, Deportivo de La Coruña, Albacete, Barça B o el propio Nástic.

Sea como sea, el grueso de la crítica ha estado dirigido al play off de ascenso, que se decidió organizar “en sede neutral”, eliminando “la ilusión, la pasión, el seguimiento, la importancia de la afición en las eliminatorias a ida y vuelta, donde cada ciudad quiere acudir en masa a su estadio a defender sus colores”, recalcando a su vez que “este público es, además, quien consume el producto y lo hace rentable”. Así, expuso un ejemplo concreto del último choque del cuadro catalán en liga en su feudo, donde acudieron 13.000 personas, con respecto a la semifinales de ascenso a Segunda frente al Racing de Ferrol, donde apenas hubo unas 4.500 personas entre ambas aficiones.

Entonces, Quintanilla se pregunta: “¿por qué se organiza un play off en una sede neutral?”, la cual “está en una esquina del país”, lo que “dificulta cualquier desplazamiento”. Por si fuera poco, el central vasco subraya que “de neutral no tiene nada. Mientras que la distancia imposibilita a la mayoría de clubes desplazar a su afición, los equipos gallegos juegan en casa”. Por tanto, “independientemente del resultado final, esto es injusto claramente”. Otro aspecto destacado en sus mensajes es de la decisión de la RFEF de ubicar a ambas aficiones en la misma grada en en el citado encuentro ante el Ferrol, lo cual, a su juicio, es “una negligencia grave”, y que acabó ocasionando numerosos altercados.

En definitiva, el exblanquiverde concluye resaltando que la RFEF “no puede ser patronal y federación de una competición profesional”, recordando que LaLiga ya hizo esto y que ahora “la Primera RFEF tendría que copiarlo y si no tiene capacidad o recursos apartarse cuanto antes”. Para ello deja un mensaje dirigido a Gerard Piqué y a su empresa Kosmos, invitándoles a que den el paso adelante.

Etiquetas
stats